Brinco de Santillán a la Secretaría del Trabajo, una decisión personal: PRI

472
Cuernavaca, Morelos 17 de abril de 2017 (WDC).- Luego de que hace unos días Gabriela Gómez Orihuela diera a conocer su renuncia como titular la Secretaría del Trabajo, primeramente trascendió que su lugar sería ocupado por Francisco Santillán Arredondo, pese al hermetismo por parte del panalista, este día tras solicitar permiso para abandonar su curul se integró al gobierno de Graco Ramírez para hacerse cargo del tal encomienda.
En este sentido, el presidente del CDE del PRI, Rodolfo Becerril Straffon, refirió que estas acciones son parte de las vicisitudes que se están viviendo en el mundo, específicamente en México y, en particular, en Morelos, donde los diversos actores políticos están tomando una ruta obedeciendo a circunstancias, pero desconociendo su origen.
Este tipo de acciones no abonan en nada, más que al deterioro de la vida cívica y política, señaló el dirigente priísta en Morelos, al reiterar que son los tiempos políticos que se corren y que cada quien deberá asumir su responsabilidad en lo individual y es que dijo que era una especulación que corría, pero no había una garantía, hasta este día que se concretó la salida del otrora diputado aliancista, Francisco Santillán Arredondo.
El dirigente partidista indicó que las coaliciones van a ser un tema que tendrán muy presentes en el 218, señalando que en términos generales PANAL, PVE, PES y PRI están caminando juntos.
Al retomar el tema de Santillán Arredondo, subrayó es un caso un poco distinto porque es un panalista que se pasa a un gobierno perredista, siendo una decisión personal, por lo que habrá que preguntarle a la dirigencia de Nueva Alianza el contexto en que se da esta fuga, ¿qué pasa con ese actor?, se supone este partido en su conjunto era aliado nuestro.
Finalmente, Rodolfo Becerril Straffon, presidente del CDE del PRI en Morelos, respecto al salto que dio Santillán Arredondo al cambiar de partido, reconoció que es complicado en estos tiempos hablar de moral, pero que no es ético andar de un lado para otro.