unique visitors counter
miércoles, febrero 28, 2024

Se negó a abortar y quedó parapléjica; compitió en Río 2016

BRASIL 22 DE SEPTIEMBRE DE 2016 (PlayGround).- La brasileña Mónica Santos prefirió ser madre que caminar y ahora debutó en sus primeros Juegos Paralímpicos en Río 2016.

Cuando sólo tenía 18 años de edad, Santos quedó embarazada pero también le encontraron un agioma medular, para que los doctores pudieran quitárselo ella debía abortar, sin embargo, ella decidió tener a su hija Paola primero.

En la posterior intervención quirúrgica, la atleta quedó parapléjica y ahora se mueve con ayuda de una silla de ruedas.

“Dios me compensó por no haber matado la semillita que tenía en mí”, es una frase que suele utilizar Mónica.

Como ya era una costumbre para ella, la joven siguió interesándose por los deportes luego de quedarse sin movilidad en las piernas. Practicó baloncesto pero finalmente optó por esgrima, disciplina por la que compitió en los Paralímpicos de Río 2016.

Aunque no tuvo buenos resultados en la competencia en Brasil, a Mónica Santos le queda el amor de su hija de 13 años de edad que nunca dejó de apoyarla.

De esta forma agradeció Mónica en su página de Facebook:

“Muchas gracias por haber creído en mí y por vuestro corazón enorme, sin la Asasepode (asociación donde entrena) no habría conocido la esgrima y no habría llegado a donde llegué, gracias a todos los que forman parte de esta asociación, a todos los que de una u otra forma ayudan y colaboran para que la misma se mantenga”.

Con información de PlayGround

Artículos relacionados

Stay Connected

3SeguidoresSeguir

Lo último

Ankara Escort
porn