Dejar de lado la confrontación e impulsar el diálogo pide dirigente del PAN

411

Morelos.- A dejar de lado la confrontación y las acusaciones por el diálogo para abonar a la gobernabilidad de cara a los comicios, pidió el dirigente del PAN, Juan Carlos Martínez Terrazas, al gobierno de Graco Ramírez Garrido Abreu, quien consideró necesario que se rectifique en el Ejecutivo a efecto de atender las demandas y exigencias sociales así como impulsar los acuerdos con todos los sectores, incluyendo a la iglesia católica.

Es tiempo, dijo, que el gobierno estatal deje de provocar conflictos o enconos con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), con su rector Alejandro Vera Jiménez; con el Obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro; con el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, y con muchos actores políticos, líderes sociales y de transportes con quienes a estado abriendo frentes en detrimento del estado.

Consideró que debe la administración estatal intensificar el diálogo y olvidarse de los conflictos, las acusaciones y señalamientos para poder enfocarse en problemas serios y graves que lastiman severamente a la población como es la inseguridad que se ha intensificado de manera preocupante en la entidad morelense.

Juan Carlos Martínez, refirió; “Si no estás con el gobierno, estás en contra de él”, mencionó el dirigente panista quien lamentó con esto, el enfoque gubernamental en ataques a las instituciones y a la misma iglesia cuando su obligación es dar atención a los reclamos ciudadanos como el desarrollo, la inversión, la obra pública pero lamentablemente se ha enfocado en sus ataques caprichosos

En virtud de ello, se pronunció por el respeto a la separación de la iglesia con el estado, pero cada uno a su labor, aunque mostró su respaldo al Obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro de quien dijo, es un pastor que escucha las expresiones de los feligreses que también son ciudadanos y quiénes en carne propia viven los embates de la delincuencia y falta de atención del gobierno para este tema y muchos más.