Así va a aumentar clases y actividades presenciales la UNAM en semáforo verde

74

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer que con el semáforo verde en la pandemia covid-19, en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México incrementarán gradualmente la asistencia presencial de los estudiantes, así como del personal docente y administrativo a sus instalaciones.

En comunicado, la UNAM explicó que a partir de este lunes se pasó a semáforo verde en CDMX y el Estado de México, lo cual consideró una buena noticia respecto a la superación de la emergencia sanitaria y a la reactivación de diversos sectores de la economía y para la sociedad.

Desde hace algunas semanas, cuando el semáforo epidemiológico estaba en color amarillo, con el personal académico y administrativo vacunado y el estudiantado mayor de 18 años en proceso de vacunación, los consejos técnicos e internos de distintas entidades universitarias fueron facultados para convocar al estudiantado y al personal académico y administrativo, a acudir a las instalaciones para retomar diversas actividades de manera presencial.

La UNAM destacó que los consejos técnicos continuarán siendo los encargados de determinar las modalidades y los tiempos para un adecuado retorno presencial, además de las condiciones y las medidas sanitarias para evitar contagios.

Detalló que el uso del cubrebocas será obligatorio para toda la comunidad universitaria. La sana distancia deberá observarse en todo momento y las actividades se llevarán a cabo en espacios físicos bien ventilados, agregó.

Por otra parte, explicó que la asistencia de las y los estudiantes que no estén vacunados todavía será voluntaria, por lo que la educación a distancia o en modalidades mixtas se mantendrá durante el tiempo que se considere necesario.

La máxima casa de estudios del país aseguró que nunca se detuvo ni se detendrá. En esta nueva condición sanitaria, la institución se mantendrá atenta al desarrollo del proceso epidemiológico y, al mismo tiempo, dará pasos firmes y seguros hacia la normalización total de la vida académica, detalló.

(La Silla Rota – Luis Ramos)