EU acusa a México de violación al T-MEC; “no pasará nada”: AMLO

43

El gobierno de Estados Unidos acusó a su par de México por su política energética que afirma, viola cuatro artículos del Tratado Comercial que tiene junto con Canadá, al negarle el acceso al mercado a empresas privadas y darle preferencia a la CFE y a Pemex.

Este martes, Estados Unidos solicitó consultas para resolución de controversias comerciales con México, en el marco del T-MEC, relacionadas con ciertas medidas tomadas en el sector energético, en detrimento de empresas estadounidenses, según dio a conocer el periodista Pascal Beltrán del Río.

En su cuenta de Twitter, detalló:

Las acciones motivo de controversia incluyen, entre otras, enmiendas a la ley de electricidad de México que priorizarían la distribución de energía generada por CFE sobre fuentes de energía más limpias proporcionadas por proveedores del sector privado, como la eólica y la solar.

¿Qué pasó?
Estados Unidos solicitó este martes consultas a México por medidas en energía que considera violan el T-MEC. Canadá se sumará a la demanda. Puede esperarse que se establezca el panel en enero, y que se emita informe final en agosto-octubre 2023.

Lo que podría pasar
De perder la controversia Estado-Estado, México deberá derogar medidas incompatibles (reformas a Ley de Industria Eléctrica y otras) o enfrentar represalias (aranceles a exportaciones u otras).

La controversia no es inesperada. Desde 2020 legisladores, empresas y funcionarios de EUA nos han avisado

A finales de junio pasado, Bloomberg reportó que la oficina de la Representante de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, ha estado trabajando en las últimas semanas en una solicitud de consultas formales en virtud del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y discutiendo con otras agencias.

La agencia dijo que Kenneth Smith Ramos, negociador técnico jefe de México para el T-MEC en 2018, advirtió que si Estados Unidos gana este caso y México se niega a corregir la postura que tiene sobre la industria energética, el gobierno estadounidense podría diseñar estratégicamente tarifas de represalia para maximizar la presión política y económica, lo cual, sin duda, afectaría a la economía del país.

¿Represalias?
Según las reglas del T-MEC, dicha solicitud le daría a México hasta 30 días para aceptar programar consultas. Si después de 75 días no se llega a un acuerdo, Estados Unidos podría solicitar que un panel formal escuche los argumentos de las dos naciones.

Dicho proceso se enfoca en lograr que México acepte acciones correctivas, sin embargo, los conflictos prolongados en última instancia pueden llevar a que Estados Unidos imponga aranceles punitivos a las importaciones de México en el pacto comercial.

Juan Carlos Baker, exsubsecretario de Comercio Exterior, coincidió con Smith sobre que si México entra en un panel de solución de controversias bajo el T-MEC y lo pierde, y además no cambia su postura respecto al sector energético, el país se arriesga a que Estados Unidos ejerza represalias en forma de incrementos de aranceles a las exportaciones mexicanas.

“No pasará nada”: AMLO
El presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó la solicitud de controversia de EU bajo el T-MEC en el sector energético, debido a violaciones en varios capítulos del acuerdo en el tema.
Tras minimizar la solicitud de la política energética, asegurar que “no pasa nada” y al hablar de sus críticos, López Obrador pidió la canción “Uy, qué miedo”, de Chico Che.

El mandatario mexicano afirmó que “no pasará nada” y que la relación con Joe Biden es de “respeto”.

 

La Secretaría de Economía destacó que las consultas no significan una etapa contenciosa del mecanismo general de resolución de controversias que prevé el tratado.

“A partir de esta fecha, ambos países tienen 75 días para solucionar la controversia. En caso de no llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio sobre la correcta aplicación e interpretación de estas disposiciones, Estados Unidos podrá solicitar el establecimiento de un panel para que decida sobre este asunto”, indicó la dependencia.

Afirmó que esta es la cuarta ocasión que se utiliza el mecanismo general de solución de diferencias del capítulo 31 de T-MEC.

Clemente Castañeda, líder de Movimiento Ciudadano en el Senado, criticó al presidente:

“Aunque el Presidente quisiera que la controversia fuera sobre quién es mejor: Chico Ché o Rigo Tovar; lo cierto es que el Senado, instancia que ratificó el T-MEC, debe abordar la controversia de la consulta que solicitó EE.UU. para revisar las políticas energéticas de México”, escribió en Twitter.