unique visitors counter
martes, febrero 27, 2024

Las obras inconclusas que dejará Duarte a Veracruz

VERACRUZ, Veracruz (La Silla Rota).- El 1 de diciembre de este 2016 concluye la gubernatura de Javier Duarte de Ochoa. A menos de 100 días de que termine su mandato, su administración heredará a su sucesor proyectos y obras que fueron promocionadas como emblemáticas pero que nunca se realizaron o no han concluido por falta de presupuesto.

Algunas de ellas datan del gobierno de su antecesor: el actual cónsul honorario de Barcelona, Fidel Herrera Beltrán.

A continuación, presentamos seis obras públicas que fueron prometidas por Javier Duarte de Ochoa, y sus secretarios de Infraestructura (Obras), Tomás Ruiz, Raúl Zarrabal Ferat y Gerardo Buganza Salmerón, durante seis años y que no fueron concluidas. No son las únicas, pero si las más emblemáticas.

1. El Puente Escénico
El 7 de septiembre del 2015, Duarte de Ochoa anunciaba una de las obras cumbre para terminar su sexenio. Se trataba de la Construcción del Puente Escénico Alvarado-Boca del Río, con un costo entre los mil 200 a los mil 300 millones de pesos. El dinero provendría de la iniciativa privada a cambio de una concesión de peaje.

El mandatario -en esa ocasión- prometió su entrega para mejorar la vialidad entre la cabecera municipal de Boca del Río y la llamada Riviera Veracruzana, en el municipio de Alvarado, por donde circulan cerca de 30 mil automóviles diarios.

Se trata de una vía que conectaría toda la zona sur de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Alvarado-Medellín de Bravo que, además, tendría la finalidad de ser un atractivo turístico más para la entidad.

Apenas se dio ese anuncio, el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador electo panista, Miguel Ángel Yunes Linares, acusó que los costos de la obra estaban inflados y que nunca se le consultó a su municipio el anteproyecto.

Aunque se lanzó una licitación internacional con un supuesto ganador, una empresa portuguesa, no se ha colocado ni una piedra del puente a casi tres meses de finalizar el sexenio, por lo que sería imposible la conclusión de la obra proyectada para trabajarse en al menos más de 9 meses.

2. Puente Chintón
Se trata del llamado Puente Pánuco, ubicado en la zona rural cañera de ese municipio del norte del estado de Veracruz. Para realizar el proyecto se requerían 180 millones de pesos.

Esa vía uniría la región productora del endulzante sobre el Río Pánuco en un paso de 325 metros de largo. Esa infraestructura, al igual que la anterior, ya fue aprobada por el Congreso Local del Estado de Veracruz.

Hasta ahora, ni un obrero ha colocado un solo ladrillo para su construcción, por eso, será una promesa más incumplida por la actual administración estatal.

3. Autopista Coatzacoalcos-Minatitlán
Otra de las obras prometidas por la administración del Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y su secretario de Infraestructura, Tomás Ruiz, es la construcción de la autopista que una las ciudades de Minatitlán y Coatzacoalcos, las más importantes de todo el Istmo de Tehuantepec.

El cordobés prometió además modernizar el bulevar que comunica ambos municipios, del sur del estado de Veracruz, con iluminación, nueva superficie de rodamiento y señalética. Al igual que el Puente Escénico, la inversión sería público-privada, estimada en 200 millones de pesos. Hasta ahora, no hay avance alguno.

4. Túnel sumergido de Coatzacoalcos
El proyecto es una herencia de los exgobernadores, Miguel Alemán Velasco y Fidel Herrera Beltrán. Su finalidad es conectar la ciudad de Coatzacoalcos con los poblados ubicados del otro lado del río, que lleva su mismo nombre.

Debido a que un puente estorbaría el paso de los barcos de gran calado que entran a Puerto, decidieron realizar el túnel sumergido, un proyecto ambicioso, único en toda la entidad y el país.

La obra inició en 2003, sin embargo, después de 13 años no la han concluido debido a que sus costos se han elevado, lo que ha generado que el gobierno estatal, en tres sexenios diferentes, haya erogado un total ya de 3 mil 300 millones de pesos en su realización.

En total, el proyecto ha tenido un costo de 5 mil millones de pesos erogado en parte por la iniciativa privada a través de un concesionario que se encargará de administrarlo por varias décadas.

El 22 de agosto de este 2016, por medio de un comunicado del ayuntamiento de Coatzacoalcos, se informó que en dos o tres semanas se reanudará la construcción y finalizará en unos 12 meses, es decir, hasta el 2017, cuando ya no gobierne Javier Duarte de Ochoa.

El título original decía que la empresa concesionaria tendrá una utilidad del 26% del manejo del túnel, sin embargo, ha bajado a una tasa no mayor de 12%, y si hay más utilidades serán compartidas a mitades con el Gobierno de Veracruz.

Tomás Ruiz ha explicado que, si bien el concesionario es la misma persona moral, la conformación del capital cambia de manera importante porque una de las empresas “FCC”, de origen español, que formaba parte de la concesión, fue adquirida por Grupo Carso, S.A. de C.V que encabeza el ingeniero Carlos Slim.

5. Autopista Córdoba-Xalapa
En febrero de 2013, el gobernador Javier Duarte de Ochoa dio el banderazo de inicio de la construcción de la autopista Córdoba-Xalapa, con una longitud de 71 kilómetros y un costo de 2 mil millones de pesos.

El mandatario realizó un acto público arrancando el proyecto, sin embargo, todo quedó en una simulación, nunca se realizó dicha carretera que, presumía, uniría más de siete municipios de la zona centro del estado.

Incluso, durante las pasadas campañas políticas el abanderado del PRI, Héctor Yunes Landa, volvió a tomar el tema para hacerlo su promesa de campaña, lo que le generó serias críticas.

Ahora, las personas que quieren viajar de Córdoba a Xalapa, o viceversa, tienen que trasladarse al Puerto de Veracruz ocupando cerca de dos horas de viaje cuando lo podrían hacer en 20 minutos.

6. Torre Pediátrica
La primera piedra de la Torre Pediátrica del estado de Veracruz fue puesta en el 2010, el último año de gobierno de Fidel Herrera Beltrán. En ese entonces, el mandatario prometió dejar ese edificio como su herencia a los veracruzanos, sin embargo, hoy luce abandonada, como refugio de malvivientes.

Se trata de una torre de 10 pisos que tendría capacidad para atender a más de pacientitos a la vez. El gobierno federal envió para su edificación cerca de 100 millones de pesos.

Durante el inicio del sexenio de Javier Duarte de Ochoa se construyó y habilitó el lugar, sin embargo, la Secretaría de Salud ha declarado que no hay recurso para comprar el equipamiento y echarlo a funcionar, pese a que el dinero ya bajó de la federación.

Mientras esto pasa, en la parte posterior de la torre, se encuentra el Hospital Regional de Alta Especialidad, único en el estado (8 millones de habitantes) con la capacidad de atender a menores con quemaduras o cáncer, funcionando con graves carencias como falta de aires acondicionados o medicamentos.

Artículos relacionados

Stay Connected

3SeguidoresSeguir

Lo último

Ankara Escort
porn