¿Quiénes son los dos fiscales que obstaculizaron la búsqueda de Debanhi?

25

MONTERREY.- Mario Escobar, padre de Debanhi, solicitó que se investigue y se sancione también a los funcionarios que entorpecieron las averiguaciones en el caso de la muerte de su hija, los que están separados de su cargo en la Fiscalía de Justicia.

Pidió a la Fiscalía General de la República que cuando atraiga oficialmente el caso, abra una carpeta de investigación en contra de funcionarios y ex funcionarios que pudieron haber incurrido en irregularidades en cuanto a las investigación del caso..

Concretamente refirió a Rodolfo Salinas Peña, quien estaba al frente de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, y a Javier Caballero García, a cargo de la Fiscalía Especializada en Antisecuestros, los que fueron cesados por omisiones en las investigaciones.

“A ellos también se les debería de abrir una carpeta y pueden ser piezas clave en esta investigación, esperemos que la próxima semana que la FGR atraiga el caso salgan los que tengan que salir, si es gente de la Fiscalía Estatal, que no se les proteja. Que caiga toda la Ley sobre ellos para que no vuelvan a hacer las cosas mal, porque ellos son servidores públicos”.

Fiscalía va contra empleadas del motel donde hallaron a Debanhi
La petición del papá de Debanhi, se da luego que se reveló que dos empleadas del Motel Nueva Castilla son investigadas por el probable delito de encubrimiento y falsedad de declaraciones.

Por separado, el domicilio de las dos empleadas fue cateado en días pasados, de donde se obtuvo teléfonos celulares y algunos otros artículos que analiza la Fiscalía.

Mario Escobar se reunió con el Vicefiscal Luis Enrique Orozco para conocer avances en la investigación sobre la muerte de su hija que desapareció el 9 de abril pasado y cuyo cuerpo apareció 21 días después en una cisterna en desuso del Motel Nueva Castilla, en el municipio de Escobedo.

La Fiscalía General de la República informó que a partir de la próxima semana atraerá el caso de la investigación de la muerte de Debanhi, tras de que Escobar lo solicitó hace semanas, tras no confiar en los resultados de las autoridades estatales.

Una investigación plagada de dudas
Debanhi desapareció el 9 de abril y su cuerpo fue encontrado el 21 de ese mes en el interior de una cisterna en desuso del motel. Desde entonces su padre ha insistido en que fue feminicidio, no ha creído en la Fiscalía estatal y tras una serie de sucesos la Fiscalía General de la República atrajo el caso, aún sin ningún resultado.

Las autoridades inicialmente dijeron que murió a consecuencia de los golpes al caer en la cisterna, sin embargo, tras una tercera autopsia y la exhumación del cuerpo, se concluyó que murió asfixiada.

 

(djh)