unique visitors counter
lunes, mayo 27, 2024

“Lo peor fue cruzar la selva”: niña narra su paso migrante hasta Ciudad Juárez

Micheily tiene solo 10 años y ya cruzó los poco más de 6,000 kilómetros que separan a su natal Venezuela de Ciudad Juárez, donde fue testigo del terror que causó el incendio del lunes en la estación migratoria del Instituto Nacional de Migración (INM).

Estar en Ciudad Juárez le provoca miedo. El trato de las autoridades mexicanas ha sido hostil con ella y su familia, son 10 personas quienes viajan juntas; a eso se suma el impacto de los llantos y gritos de quienes sufren la pérdida de amigos y familiares luego del incendio.

A Micheily le gustaría ser modelo cuando crezca, pero sus deseos inmediatos se reducen a dormir en una cama y, si se puede cruzar a Estados Unidos, inscribirse en una escuela y continuar sus estudios.

¿Qué sientes al estar aquí en Ciudad Juárez?
Miedo.

¿A qué le tienes miedo?

A lo que pasó.

¿Quisieras que pronto terminara todo esto?

Sí.

“Que nos dejen entrar a los Estados Unidos, yo quiero estudiar”, pide a las autoridades de México y Estados Unidos, las mismas que no han podido amortiguar los efectos de la crisis migratoria entre ambos territorios, de personas sobre todo provenientes de Sur y Centro América.

La selva: el terror
Para llegar a México, los migrantes venezolanos deben cruzar la selva colombiana y parte de la selva chiapaneca. Esa suele ser la peor vivencia de todo el recorrido: tráfico de personas, animales salvajes y un clima hostil los ataca de día y de noche, en su paso a pie.

¿Qué es lo más duro que recuerdas desde que saliste de casa?

Entrar en la selva.

¿Qué te pasó en la selva?

Casi a mi hermana se la lleva el río, yo me estaba ahogando, pasamos mucha hambre.

A Micheily la acompañan su madre, Milenys Rojas, y su hermana Miletzy. También su abuela y su padre, en total son 10 personas de la misma familia quienes viajan juntas y han logrado llegar juntos hasta Ciudad Juárez.

Su hermana Miletzy tiene 9 años, aún no sabe leer y escribir. Su sueño, además de dormir sobre un colchón y no en el piso, es cruzar la frontera norteamericana para aprender lo que en su país no pudo.

Artículos relacionados

Stay Connected

3SeguidoresSeguir

Lo último

fapjunk
Antalya escort Antalya escort Belek escort
Ankara Escort
porn