unique visitors counter
martes, julio 16, 2024

Iván López Reynoso compartió con músicos de Tijuana

  • Me sigo subiendo a un cajón de música, como cuando era niño.
  • Tenacidad, es mi palabra, no soy el mejor, pero si lo mejor que puedo ser.
  • Los divos murieron con Pavarotti

 

Tijuana BC 27 de mayo, 2016.(WdC) Norma Y. Cortés.- Patrocinado por Neptuno, Alimentos del Mar, el director de orquesta más joven de México estuvo en Tijuana para compartir con músicos,cantantes y promotores su trayectoria en el mundo de la música.

Iván López Reynoso, originario de Guanajuato, Gto. fue el primer director mexicano en dirigir en el Festival de Rossini de Pesaro,Italia.

Entrevistado por la mezzosoprano tijuanense Guadalupe Paz, el maestro compartió que su afición por la dirección orquestal la descubrieron sus padres, cuando a la edad de 2 años se maravilló con la película de Fantasía de Disney, donde el personaje de Mickey toma la batuta.

“Aprendí, antes de cualquier cosa a regresar la video. Entonces me pusieron el cajón de un buró de mi mamá y me dieron un popote. Me sigo subiendo a un cajón para hacer música, lo sigo viendo no como un juego, sino como algo cotidiano de mi vida: para la mí la música es un trabajo, pero no la veo como tal”

Estudiante de piano y violín, primero en el Conservatorio de las Rosas, de Morelia, López comentó que aunque odió por mucho tiempo el violín este le enseñó a saber qué necesitaban los músicos y a tratarlos desde su punto de vista. Un músico, dijo, agradece en un director de orquesta ser tratado como compañeros de trabajo.

De formación musical rusa, aprendió de sus maestros a dar lo mejor, a pesar de que se enojaba mucho por sus exigencias y en algún momento pensó en dejar la música, pero reflexionó cuando una tía lo confrontó diciéndolo que su cambio de maestro era para estar más cómodo, lo cual lo sacudió.

“La tenacidad, es una de mis palabras favoritas; el violín me costó mucho trabajo, pero sabía que lo tenía que desarrollar y si no iba a ser un brillante violinista, por lo menos sería lo mejor que pudiera ser. La música es una compañera muy celosa, no acepta abandon”.

Con respecto a su trabajo como director, el director más joven en la historia de Bellas Artes en dirigir una ópera, compartió que tuvo que pasar por varios puestos antes de aspirar al papel principal. De Bernstein aprendió que el director no debe de tener la cabeza en la partitura, sino la partitura en la cabeza, por ello, las aprende y las dirige de memoria.

Enfocándose en los cantantes de ópera, les confió que aprecia a los que “están en personaje”, porque cantantes de notas hay muchos, pero no los que se saben su papel y el de sus compañeros estos, insistió, siempre están listos para no perder el espíritu de la obra y para no dejar caer la escena.

Aconsejó a los cantantes, ser humildes, a preparase intensamente y escuchar la crítica de conocedores para mejorar sus debilidades: estudiar, mejorar y creer en tu carrera: con Pavarotti se acabaron los "divos", el cantante debe estar al servicio de la música.

Reconoció cómo todo llega a su tiempo, que así como a él le negaron dirigir Carmen de Bizzet como director de la orquesta de Bellas Artes, así los cantantes deben dejar madurar su voz para tomar papeles de acuerdo a su tesitura. Si no, luego tenemos obras con un elenco que no tiene nada qué ver con la obra.

Con respecto al panorama de la música en México, el maestro López cree que se vive el mejor momento, que hay cantantes y orquestas muy talentosas, así como instalaciones para trabajar en ellas, pero que no han aprendidos a unir esfuerzos y los muchos recursos que hay se tienen que dividir, no alcanzándole a nadie. Las alianzas y esfuerzos conjuntos, dijo, son los que harán crecer el movimiento.

Insistió en que como artistas, la meta es ser lo más fieles a la pieza, al compositor, no estar inventando, tratarlas como obras maestras, así como están, que hay que luchar por el bien de la música, por el bien del canto.

“No hay rol chico, ni pieza chica, si nos toca decir tres frases, hay que cantarlas perfectas. Hay que pensar que siempre hay más que hacer, que hay que hacerlo mejor que nadie. No hay que conformarse, hay que evolucionar siempre”.

Antes de finalizar, reconoció el talento y profesionalismo de la tijuanense Guadalupe Paz, de quien dijo que es un ejemplo del talento mexicano y con quien disfruta enormemente trabajar.

Artículos relacionados

Stay Connected

3SeguidoresSeguir

Lo último

fapjunk
Antalya escort Antalya escort Belek escort
Ankara Escort
porn