Suelta EU a Ismael Zambada Imperial, alias “Mayito Gordo”

35

El primogénito de Ismael “El Mayo” Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa fue puesto en libertad en Estados Unidos al cumplir condena de nueve años.

Ismael Zambada Imperial, “El Mayito Gordo”, primogénito de Ismael “El Mayo” Zambada, fue liberado este jueves 21 de julio en Estados Unidos, de acuerdo con el Buró Federal de Prisiones del vecino país.

¿POR QUÉ LO DEJARON LIBRE?
El hijo mayor de “El Mayo” estaba recluido en el Centro de Detención Metropolitano de San Diego, en el estado de California, desde que fue extraditado en diciembre de 2019, pero este jueves salió de dicho penal.

“Mayito Gordo”, hijo de “El Mayo” Zambada, se declara culpable en EU
Apenas el pasado 24 de junio, Zambada Imperial fue sentenciado a nueve años de prisión por el juez Danna Sabraw, de la Corte Federal del distrito sur de California. Antes, en abril de 2021, se declaró culpable de importar y distribuir metanfetamina, cocaína y mariguana a Estados Unidos.

Al Mayito Gordo se le tomó como crédito desde noviembre del 2014, cuando fue capturado en Culiacán, Sinaloa, por elementos de la Secretaría de Marina, por lo que sólo le resta poco más de un año de sentencia, la cual cumplirá en libertad condicional.

Reportan extradición de “El Mayito Gordo”, hijo de “El Mayo” Zambada

La condena inicial contra el hijo de “El Mayo” Zambada podía ir desde los 10 años de prisión, hasta cadena perpetua. Al declararse culpable y posiblemente cooperar con las autoridades estadounidenses, “Mayito Gordo”. Pero se le dio nueve años.

Sin embargo, como fue detenido en 2014 en México y esos años en prisión son contados por el gobierno estadounidense, el hijo de “El Mayo” sólo pasaría tres años más en la cárcel.

¿QUIÉN ES “EL MAYITO GORDO”?
Ismael Zambada Imperial es producto de la relación de “El Mayo” Zambada con Margarita Imperial López. “Mayito Gordo” se hizo famoso en el mundo del narcotráfico no por sus prácticas criminales, sino por la desfachatez que tenía para compartir fotos suyas en redes sociales.

En Instagram y Twitter, Zambada Imperial fue de los capos pioneros en vanagloriarse en internet. Automóviles, caballos, enormes camionetas, relojes caros y armas, son parte de los lujos que “El Mayito Gordo” presumía. También gustaba de compartir fotografías con mujeres y miembros de su familia, así como demás integrantes del Cártel de Sinaloa.

No fue hasta 2013 que el gobierno de Estados Unidos formalizó una acusación en su contra.

Su nombre apareció junto al de “El Mayo”, el de su medio hermano Ismael Zambada Sicarios, “El Mayito Flaco”, y el primogénito de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

En esa acusación, lo señalan por traficar toneladas de metanfetamina (droga que quitaron en la declaración de culpabilidad), cocaína y marihuana a Estados Unidos, así como lavar el dinero de las ganancias de la venta de dicha droga y transferirlo a miembros del Cártel de Sinaloa, desde el 2005.

Las autoridades estadounidenses aseguran que “Mayito Gordo” operaba en más de diez países de América y Asia.

La denuncia contra Zambada Imperial detalla que este usaba sofisticados sistemas de comunicación encriptados para comunicarse con miembros del Cártel de Sinaloa.

También es señalado de obtener armas de forma ilegal, corromper funcionarios públicos, así como utilizar la violencia para amedrentar a miembros de la policía, narcotraficantes rivales y miembros de su propia organización criminal.

Zambada Imperial, según la acusación en su contra, utilizaba diferentes tipos de vehículos para traficar la droga y precursores químicos, desde camiones y tractores, hasta aviones, submarinos, lanchas, trenes y remolques.

El principal punto de cruce de México a Estados Unidos es Mexicali y Tijuana, en Baja California, siendo Los Ángeles, Chicago e Illinois como sus principales centros de distribución.

Un año después de la acusación en su contra, el 2014, “Mayito Gordo” fue detenido en Culiacán, Sinaloa, con fines de extradición, sin embargo, debido a una serie de amparos a su favor, el hijo de “El Mayo” evitó pisar tierras estadounidenses.

Fue hasta diciembre de 2019, cuando el gobierno mexicano logró extraditar al “Mayito Gordo” a Estados Unidos.

Zambada Imperial es el tercero de los hijos de “El Mayo” en enfrentar la justicia en los Estados Unidos y declararse culpable.

“Mayito Gordo” se suma a los casos de Vicente Zambada Niebla, alias “El Vicentillo”, y Serafín Zambada Ortiz, este último ya está en libertad, mientras que el primero está a punto de salir de prisión, aunque versiones extraoficiales señalan que ya está en la calle.