Se contradicen autoridades sobre saldo de la ola de violencia en Baja California

32

TIJUANA.- El saldo de lo ocurrido este viernes en Baja California es contradictorio entre las distintas versiones de autoridades municipales, federales y estatales.

En un comunicado de prensa, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Federal dijo que fueron 24 reportes en todo el estado, pero sus propias cuentas no dan esa suma.

“En total, 14 eventos se suscitaron en Tijuana, cuatro en Ensenada; tres en Tecate; dos en Mexicali, y tres en Playas de Rosarito”, dijo.

VIOLENCIA EN TIJUANA
“Serenidad, calma y resiliencia a la población”, pide exsecretario de Gobierno tras violencia en Tijuana
Por otra parte, el secretario de Protección Ciudadana Municipal, Jorge Fernando Sánchez Gonzalez, dijo que fueron 15 los siniestros en Tijuana: 7 vehículos particulares, 7 unidades de transporte público y un camión de carga.

El número de detenidos también varía según la autoridad que lo reporta, la GN o la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal.

La segunda, en su comunicado de prensa dijo que fueron 17 personas detenidas en todo el estado: siete en Tijuana; cuatro en Rosarito; cuatro en Mexicali, y dos en Ensenada.

Eso fue por la mañana, ya que en la tarde que arribaron las fuerzas federales el coordinador de la GN en Baja California enfatizó que no fue así.

“Son 8, hoy lo verificamos con las fiscalías y los diferentes presidentes municipales”, enfatizó al cuestionarlo por la cifra que había manejado previamente el gobierno federal.

IP pide destituciones por falta de Seguridad
Acompañada por los dos alcaldes y las tres alcaldesas en funciones, las fuerzas castrenses, la representación del gobierno federal y la fiscalía bajacaliforniana, la gobernadora de Baja California Marina del Pilar Ávila Olmeda mandó un mensaje en redes sociales al terminar la reunión de seguridad en las instalaciones militares.

Dijo que los tres órdenes de gobierno están trabajando en completa comunicación y que contaban ya con un “análisis inicial” de la jornada de miedo que vivió el estado.

“Procederemos con todo el peso de la ley contra quienes resulten responsables de estos hechos violentos”, mencionó.

Pero el mensaje no convenció a la sede local de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quien subrayó que los hechos fueron claramente actos de terrorismo.

También consideró que la respuesta gubernamental no fue contundente y que el episodio de este viernes afectará la imagen de la frontera para futuras inversiones durante mucho tiempo.

También, pidieron la renuncia inmediata de lo mandos de seguridad, “empezando”, por el secretario de Seguridad de Seguridad Ciudadana de Baja California, el general Gilberto Landeros Briseño, e hizo referencia a la conocida enemistad entre la alcaldesa Caballero Ramírez y la gobernadora Ávila Olmeda, ambas emanadas de Morena.

“Los discursos oficiales ya están muy desgastados. Está claro que no sirven para nada. Es evidente que no hay estrategia. Que los pleitos políticos, en los que no tienen nada que ver los ciudadanos, están privando de una paz y tranquilidad que ya no puede esperar más en nuestras calles”, anotó el organismo en conferencia de prensa.

Llegan refuerzos a Baja California
Este sábado llegaron a Baja California 350 elementos federales para reforzar la seguridad en el estado luego de los actos intimidatorios que se registraron en cuatro municipios y hoy atribuidos al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El arribo fue anunciado por la II Zona militar prácticamente al término de la Mesa de Seguridad realizada en el cuartel Morelos de Tijuana, donde se reunieron autoridades municipales, estatales y federales.

Los uniformados llegaron al aeropuerto internacional Abelardo L. Rodríguez en esta misma ciudad y salieron de forma inhabitual por los accesos principales, junto al resto de viajeros, en una clara intención de mostrar el despliegue de fuerza.

Jorge Enrique Martínez Medina, comisario y coordinador estatal de la Guardia Nacional (GN), dijo que las fuerzas federales acompañarán a las fiscalías para cumplimentar órdenes judiciales por tiempo indefinido.

“Van a estar en todo el estado. Llegaron 300 elementos de fuerzas especiales del ejército méxicano, y 50 de Guardia Nacional del batallón de fuerzas especiales de intervención rápida”, dijo.

En el transcurso de este sábado las actividades cotidianas fueron retomando su ritmo, y actividades como el Baja Beach Fest en el municipio de Rosarito se mantuvieron en pie con la promesa de las autoridades de mantener vigilancia.

“Que la gente salga a las calles, estamos retomando, es nuestra misión. Confíen en sus autoridades de seguridad pública”, pidió Martínez Medina durante la llegada de los uniformados a la terminal aérea.

 

Montserrat Caballero Ramírez, presidenta municipal de Tijuana, coincidió en que no habría cancelación de eventos públicos luego de que este viernes por la noche el temor obligara al cierre de todo tipo de establecimientos comerciales y detuviera por completo el servicio de transporte público.

“Ningún grupo delictivo nos va a decir si salimos o no salimos a la calle (…) el problema es serio, pero no grave, todavía no tenemos homicidios ni lesionados ”, declaró la presidenta municipal a la prensa en entrevista afuera de las instalaciones militares.

También dijo que de acuerdo con la información presentada por la Fiscalía General Estatal (FGE), detrás del incendio de autos particulares, transporte público y camiones de carga, está CJNG.

“Lo que nos dice la Sedena es que por la detención de un ente criminal en otro estado del país”, mencionó.

 

Según el gobierno federal, entre los detenidos hay dos hombres y una mujer que serían integrantes del CJNG.

“Únicamente fueron incendios, no establecieron enfrentamientos, no es una fuerza que se pueda decir sea de peligro”, consideró el comisario Martínez Medina.

 

(djh)