“Otra vez nos volvimos a inundar, pedimos ayuda, pero nadie vino”, se quejan vecinos de Chalco

63

Chalco. – Por si una ocasión no fuera suficiente, vecinos del municipio de Chalco, en el Estado de México, volvieron a inundarse tras las fuertes lluvias registradas en el Valle de México.
Los afectados fueron residentes de la Unidad Habitacional Pueblo Nuevo y Héroes Tercera Sección, los mismos que el pasado 2 de julio tuvieron anegaciones en sus viviendas y padecieron el surgimiento de una grieta.
Esta vez el agua se acumuló sobre la calle Lirio y afectó cerca de 30 viviendas localizadas en vialidades cerradas lo que presuntamente impidió el desalojo del agua.
De acuerdo con los vecinos, a pesar de que las autoridades municipales les prometieron que las tareas de desazolve que habían realizado tras la primera anegación ayudaría para evitar una nueva emergencia, ésta sí ocurrió.

 

“Vinieron y nos dijeron que ya habían limpiado que no sé cuántos kilómetros en el drenaje y en el canal, y que supuestamente estaban trabajando para que ya no se estancara el agua y es lo mismo.

“Otra vez nos volvimos a inundar. Pedimos ayuda desde la noche y la madrugada, pero nadie vino, no nos ayudaron y ahora si vienen ya en la tarde cuando todo esto ya bajó”, señaló Víctor Hernández, residente de la Unidad Habitacional Pueblo Nuevo.

De acuerdo con el Ayuntamiento de Chalco, desde la precipitación activaron un monitoreo en los puntos con mayor afectación por las lluvias que arrojaron una intensidad de más de 50 milímetros de agua.
Por ello, tuvieron que auxiliar a peatones y vehículos que terminaron afectados en las zonas colindantes a través de grupos de emergencia con unidades de Protección Civil y el Cuerpo de Bomberos de la localidad.
“Realizaron un censo en la UH Pueblo Nuevo y Héroes 3, donde aproximadamente 5 cerradas fueron afectadas sobre la calle Lirio”, reconocieron.
También encontraron una fractura hidráulica cerca del paraje al canal San Jerónimo en el poblado de San Marcos Huixtoco donde ya realizan la valoración de riesgo.

En tanto, los vecinos afectados culparon también a la empresa SADASI, encargada de la venta de las viviendas, de no brindar atención a la presunta saturación del sistema de drenaje que cada temporada de lluvias resulta insuficiente.

“No sirve, el agua brota de todos lados, no sé si no planearon bien la pendiente o algo, pero cada vez que se viene recio (el agua) todo esto se inunda y no hay manera que se vaya el agua”, agregaron.

Hace tres semanas, en el mismo punto más de 20 de viviendas resultaron afectadas por las lluvias que se registraron una noche antes y que saturaron el sistema de desalojo de agua.
Incluso, los vecinos reportaron el surgimiento de una grieta de aproximadamente 100 metros que causó daños estructurales a dos viviendas de la zona, la cual fue rellenada por las autoridades.