Narcos vs luchadores: las víctimas fuera del ring en Irapuato

35

Irapuato.- La semana pasada, el caso de dos luchadores desaparecidos en de Irapuato se sumó al de “Juventud Rebelde”, un luchador rudo que hace tres meses murió asesinado. Los tres fueron víctimas de un ataque premeditado realizado por hombres armados presuntamente integrantes de la delincuencia organizada.

Al primero, “Juventud Rebelde”, lo mataron el 17 de mayo de este año. Pasado el mediodía hombres armados se acercaron a él cuando estaba a punto de subirse a su auto estacionado en la avenida Guadalupe Victoria en la colonia Obregón. Los sicarios, que iban a borde de una motocicleta le dispararon y murió en el lugar.

Recién había terminado de hacer ejercicio, tenía citas pendientes en el ring que lo obligaban a estar en forma para sus siguientes peleas que nunca llegaron. Jerry, como también se le conocía, además de ser luchador era dueño de un ring que rentaba a otros luchadores para sus funciones.

Había algo que hacía diferente a este luchador irapuatense que se hacía llamar “Juventud Rebelde”. No usaba máscara cuando luchaba, sino pintura. Los días previos a su muerte, Jerry se dedicó a entrenar para su pelea del 16 de mayo en el Lienzo Charro Ignacio de León Ornelas, en Irapuato.

Desaparecen dos luchadores la semana pasada
El 22 de agosto de 2022 se reportó la desaparición de un funcionario municipal de Irapauato, y aunque no se reveló su identidad, más tarde fue identificado como Salvador García Soto, era coordinador de inspectores de Mercados en Irapuato.

Salvador tenía un alter ego, le llamaban “La Lepra”. Cuando no trabajaba en el municipio, se dedicaba a lo que más le gustaba: la lucha libre. Trascendió lo secuestraron sábado 21 de agosto en la colonia Los Álamos cuando recién salía de una función.

En pleno auge de la pandemia participo como promotor de las recomendaciones de Salud recorriendo espacios públicos disfrazado de luchador y pidiendo a la gente usar cubrebocas. Iba con más luchadores exigían a gritos respetar las medidas de precaución y que, si no lo hacían, tenían que enfrentarse a ellos. “La Lepra” les daba sillazos.

Unos días antes de desaparecer estuvo presente en la arena Xiricuicho, donde, aunque no luchó, desde afuera de ring mostró su apoyo a sus amigos

Y tan solo dos días después, el 24 de agosto, el luchador Maremoto también fue secuestrado. Delincuentes armados lo sacaron de su casa por la fuerza. Igual que a “La Lepra”, era funcionario municipal trabajaba en la Junta de Agua Potable municipal. Su nombre real era Raúl Salazar.

¿Qué se sabe de su desaparición?
El jueves 25 de agosto, unos restos humanos fueron localizados en la calle Faisán de la colonia Lupita. El cuerpo depositado en bolsas negras estaba a tan unos metros del Libramiento Sur de Irapuato y sobre él se leía en un mensaje el apodo “La Lepra”.

El secretario de Seguridad de Irapuato, Ricardo Benavides Hernández, dijo que hasta el mediodía del jueves pasado no se había confirmado oficialmente la identidad de la víctima.

PR