Miguel Ángel vivía “atrapado” y decidió ahorcarse

12

Miguel Ángel Díaz Ruiz era un hombre trabajador, dedicado a la albañilería desde hace varios años para subsistir y mantener a su familia; sin embargo, su adicción al alcohol y las drogas lo orilló a que, el domingo 17 de julio, se quitara la vida en los separos de la comandancia del municipio de San Fernando.

Miguel Ángel se ahorcó en la comandancia municipal
Con su propio pantalón, con base en algunos reportes, el padre de una niña de 8 años y de un niño de 10, ató su cuello y se dejó caer, hasta perder el aliento. Un día antes, el sábado por la noche, elementos policiacos de esa localidad, ubicada como a 15 kilómetros de la capital de Chiapas, lo habían detenido por escandalizar en vía pública.

El caso de Miguel Ángel no es aislado, así como él, 8 mil 448 personas cometieron suicidio en 2021, un aumento de 24% en comparación con los que hubo en 2018, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con la información del Inegi, entre 2014 y 2018 los suicidios se mantuvieron entre 6 mil 300 y 6 mil 800 al año, pero después fueron incrementando hasta llegar a 8 mil 448 el año pasado.

El informe sobre defunciones en 2021 mostró que hubo un alza a 6.6 suicidios por cada 100 mil habitantes, ya que en 2018 la cifra fue de 5.4.

Ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación, como en el caso de Miguel Ángel, son las formas más recurrentes de suicidio en México, ya que así se quitaron la vida 85 de cada 100 casos en 2021.

Laura Barrientos Nicolás, médico psiquiatra y académica de la Facultad de Medicina de la UNAM, alertó que se prevé que, lamentablemente, los suicidios seguirán aumentando en el país, debido a diversos factores de salud y sociales que afectan a la población.

“Todo esto ha aumentado y sí, efectivamente, son alarmantes las cifras, o sea, hablando sobre epidemiología se considera que en el mundo hay una tasa global de 11.4 suicidios por cada 100 mil personas, eso significa que cada 40 segundos una persona se quita la vida por suicidio y que cada año a nivel mundial 800 mil personas se quitan la vida”.

“¿Qué está pasando en México? Con todo y todo, es uno de los países donde hay una menor tasa; sin embargo, eso no se no significa que no sea alarmante. La población joven es la que más riesgo tiene y que, lamentablemente, ya es una de las principales causas de muerte en esa edad”, señaló la especialista.

REHABILITACIÓN CONSTANTE
Según Dora María Ruiz López, madre de Miguel Ángel, no era la primera vez que él caía tras las rejas por ese mismo motivo, ya sea porque estaba ebrio o porque consumió alguna sustancia ilegal. Pero siempre lograba su libertad, pues se trataba de una falta administrativa que, con unas horas de encierro, podía librar.

Dora María Ruiz, madre de Miguel Ángel
En la entrada de su casa, en la colonia El Carmelo, como a 25 minutos del municipio de San Fernanfo, recuerda que su hijo, fallecido de 31 años de edad, tenía un apego con las drogas, “pero siempre tratamos de llevarlo a terapias”.

A base de esfuerzos, dice, no solo lo internaban en diferentes lugares para su rehabilitación, ya sea en Tuxtla Gutiérrez o Berriozábal u otra localidad del estado, sino que compraban el medicamento requerido como parte del tratamiento, para sacarlo de ese vicio. “Gracias a Dios, mi esposo es muy chambeador, y pues luchamos por él, para que estuviera bien”.

Miguel Ángel, el mayor de seis hermanos y hermanas, dejó a su esposa y sus pequeños hijos, quienes ahora tendrán que enfrentarse a una dura realidad: el no tenerlo y, además, “remar contracorriente” para sobrevivir, pues él era el sostén de su hogar.

Para Dora María, quien se limita a ahondar más en el tema por la pena que la embarga por la pérdida de su ser querido, ha sido complicado ya no poder verlo, sentirlo y escucharlo.

La casa donde vivía Miguel Ángel
“Él era bueno, muy responsable como papá, y si no hallaba chamba en las obras, le buscaba de otra cosa, pese a que caía en las drogas y el alcoholismo”, rememora la madre, quien insiste en que, al menos en tres ocasiones, Miguel fue llevado a “anexos” para que se desintoxicara.

Según se enteró, una semana antes de su muerte, Miguel se había separado de su mujer por “pleitos comunes”, no obstante, al poco tiempo regresaba con ella. Esta vez fue diferente.

Lo que sí tiene claro, añade Dora María, es que Miguel nunca había intentado quitarse la vida; no obstante, acepta, solo queda resignarse. “Como dije, siempre fue buena gente, alegre”.

¿QUÉ FACTORES LLEVAN AL SUICIDIO?
Una persona no llega a la decisión de quitarse la vida por una sola razón, sino que es un problema multifactorial, explicó la doctora Barrientos Nicolás. Uno de estos factores es la genética, por ejemplo, si hay entecedentes familiares, especialmente en primer grado, de alguien que haya intentado o consumado el suicidio.

Los padecimientos psiquiátricos también son un factor importante, ya que se ha observado que más del 50% de las personas que cometen suicidio presentan trastornos afectivos-depresivos, indicó la especialista.

Algunos de los trastornos más comunes en personas que intentan quitarse la vida son trastorno bipolar, en fase de manía; trastorno obsesivo compulsivo, quienes tienen algún padecimiento del espectro de ansiedad o las personas que sufren padecimientos psicóticos como esquizofrenia.

Familiares de Miguel Ángel lo reconocen como un hombre responsable
Barrientos Nicolás señaló que el consumo de sustancias como drogas o alcohol también es un factor que influye en los suicidios, como en el caso de Miguel Ángel.

Las mujeres son quienes más intentan suicidarse, pero los hombres son quienes más logran quitarse la vida, alertó la especialista, quien explicó que esto se debe en gran parte a los métodos que utilizan. Los más frecuentes son ahorcamiento, con arma de fuego y lanzarse al vacío, aunque en zonas rurales otra forma es con el consumo de plaguicidas.

La experta de la UNAM detalló que todavía existen muchos mitos, por lo que es fundamental fomentar la educación e impulsar estrategias a nivel nacional.

“Mucha gente, lamentablemente, no busca el apoyo, prefiere callarse solo por el miedo a ser juzgados o criticados, entonces esto es algo que se tiene que combatir para que las personas busquen atención profesional para poder prevenirlo y poder obviamente tratar las causas que de pronto puedan llevarles a estas ideas suicida”.

 

En la Mesa de Opinión La Silla Rota-El Heraldo de México, la médico psiquiatra y académica de la Facultad de Medicina de la UNAM Laura Barrientos Nicolás comentó que “más del 80 por ciento de suicidios consumados en México son por el género masculino”.

“Es importante expresar las emociones, es importante pedir ayuda, ya que es alarmante a nivel mundial que cada 40 segundos una persona muere por su propia mano. Eso significa que 800 mil personas al año mueren”, indicó.

Señaló que “en México la tasa aproximada de suicidios es de 5.2 suicidios por 100 mil habitantes” y es lamentable que la población adolescente y adulta joven es la que más tiene este riesgo latente.

La doctora en psicología, terapeuta y fundadora de Red Voz Pro Salud Mental Graciela Cámara alertó que en México “en los adolescentes –entre los 12 y los 25 años– es la segunda causa de muerte el suicidio y en los niños es la octava causa de muerte”.

“Ahora que viene el mes de septiembre que es el mes de prevención del suicidio lanzaron una campaña contra el suicidio, mostrando retratos de personas que las ves felices y son personas que se han suicidado”, precisó.

Señaló que otro aspecto importante respecto al suicidio es que “solamente estamos hablando de los que lo logran, pero hay gente que no lo logra y queda muy discapacitada”; lo cual, dijo, es otro problema a considerar.

Comentó que en los primeros cuatro meses de encierro del Covd-19 en los países desarrollados hubo una baja de suicidios, a diferencia de México y países subdesarrollados donde hubo un aumento; lo cual se atribuye a que en los primeros “sí hubo económica a las empresas, a las personas desempleadas, por la pandemia” y en los países subdesarrollados no.