La oscura y tenebrosa historia de la DFS, la KGB mexicana en el conflicto del 68

29

Amazon Prime Video México lanzó hace cuatro años Un extraño enemigo, una serie de ocho capítulos que indaga en todos los hechos históricos que terminaron en la terrible matanza de estudiantes en Tlatelolco el 2 de octubre de 1968.

Un extraño enemigo, serie producida por Gabriel Ripstein, muestra la manera en la que fueron desarrollados los hechos dentro del gobierno por personajes como el expresidente Gustavo Díaz Ordaz.

El protagonista de Un extraño enemigo está inspirado en el Comandante Fernando Gutiérrez Barrios, encargado de la DFS en México de 1964 a 1970, instancia que se encargaba de la seguridad general del país.

¿QUÉ SIGNIFICA DFS?
La Dirección Federal de Seguridad (DFS) fue una agencia de inteligencia del gobierno mexicano dependiente de la Secretaría de Gobernación, que fue creada durante la administración del presidente Miguel Alemán y cuya función era recabar información de actividades subversivas o terrorista en el territorio nacional.

A lo largo de su historia, la DFS fue acusada de ser un instrumento del gobierno mexicano para espiar a políticos de oposición y de llevar a cabo prácticas violatorias de los derechos humanos.

En el año de 1938 el presidente Lázaro Cárdenas renombró el departamento confidencial de la Secretaría de Gobernación como Oficina de Información Política, cuya tarea era recabar toda la información posible sobre las actividades de los personajes de oposición en el país, así como las reacciones por la expropiación petrolera que fue decretada ese mismo año.

En el año de 1942 y dado que México entró a la Segunda Guerra Mundial declarando la guerra a las potencias del eje, se ampliaron las funciones de esta oficina, siendo ahora encargada de dar seguimiento a los sucesos del conflicto bélico y cambiando su nombre a “Departamento de Investigación Política y Social”.

En el año de 1947, durante el gobierno de Miguel Alemán Valdés, y dada la aparición de grupos subversivos en el país, el DIPS desapareció y en su lugar fue fundada la Dirección Federal de Seguridad a cargo del Gral. Marcelino Iñurreta de la Fuente, cuyas funciones además de realizar espionaje político, consistían ahora en sofocar a los grupos opositores al régimen y ubicar y detener a sus principales líderes. Para la década de los años 70 la DFS inició actividades contra el narcotráfico.

Durante la guerra fría en México ocurrió, al igual que en el resto del mundo, un choque entre las ideologías a favor del mundo capitalista occidental y las ideas socialistas radicales, al que se denomina guerra sucia, en el cuál la DFS en conjunto con el ejército mexicano fue responsable de un sin número de detenciones ilegales, desapariciones forzadas y allanamientos desajustados a derecho.?

Las desapariciones forzadas durante este periodo constituyen 347 denuncias recibidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) relacionadas con crímenes de Estado durante las décadas de 1960 a 1980, periodo, en el que sucedió la matanza del 68.

El Comité ¡Eureka!, formado por familiares de desaparecidos, informa que desde 1969 la cifra de personas cuyo paradero se desconoce es de 557.

¿CUÁNDO Y POR QUÉ DESAPARECIÓ LA DFS?
En 1985 desapareció la DFS dando origen a la Dirección General de Investigación y Seguridad Nacional, que en 1989 se convirtió Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y en 2018 se convertiría en Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En el año de 1985 desapareció la DFS dada la “fama” que perseguía a esta agencia gubernamental por diferentes motivos:

Su autoría intelectual en la muerte del periodista Manuel Buendia.
Su colaboración con el Cartel de Guadalajara dada a conocer desde que se encontraron agentes activos administrando Colonia Búfalo.
La participación de demás agentes en el secuestro y posterior muerte del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar.
Entrenar contra nicaragüenses en los ranchos de los narcos mexicanos.
Siendo presidente de la república Miguel de la Madrid y secretario de gobernación Manuel Bartlett Díaz, fue ordenada su desaparición siendo creada la Dirección General de Investigación y Seguridad Nacional, predecesora del actual CISEN.