Grupo armado intimida y amenaza a periodistas de El Universal con prenderles fuego

33

Periodistas de El Universal y activistas de protección al medio ambiente denunciaron haber sido agredidos y amenazados de muerte por un grupo armado mientras documentaban la extracción de tepetate en el cerro Tecalco–Chiconautla, en San Pablo Tecalco, en el municipio de Tecámac, Estado de México, destinado a consolidar la infraestructura del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

?#VIDEO | Un grupo armado intimida a periodistas de @El_Universal_Mx en el municipio de Tecámac, Estado de México; los amenazaron con prenderles fuego. https://t.co/lqrWKIsJc6
@El_Universal_Mx pic.twitter.com/qIsV2kcL3Z

— La Silla Rota (@lasillarota) March 30, 2022
De acuerdo con El Universal, los activistas estaban guiando a su equipo de periodistas para que pudieran documentar y comprobar la extracción del tepetate, y durante el levantamiento de testimonios e imágenes, una camioneta Toyota Hilux, con placas W30 APG de la Ciudad de México, arribó al lugar y descendieron cinco individuos, uno de ellos portaba un arma larga, con el objetivo de amedrentar y amenazar a los periodistas para detener su trabajo.

El Universal detalló que, los hombres obligaron a las dos reporteras, al fotógrafo y a la activista a borrar el material registrado mientras las amedrentaban con disparos de un arma larga. Asimismo, lanzaron la amenaza de asesinarlos si volvían al lugar.

Mientras que, otro hombre, que portaba un chaleco con la leyenda: “Policía Estatal”, señalaba su insignia y golpeó en el rostro a Arturo Hernández, integrante del Colectivo de los 12 Pueblos Originarios de Tecámac, quien ofrecía una entrevista al medio.

Ante la negativa del activista, las amenazas subieron de tono hasta que, con un bidón lleno de gasolina amenazaron con prenderles fuego.

“Échenles un cerillo para que ya se empiece a prender,” refirieron a sus acompañantes mientras soltaban ofensas al equipo editorial.

Otro de los hombres, cuenta El Universal, también portaba un chaleco de la Policía Estatal con su insignia, por lo que disparó su arma al aire para obligarlos a entregar los documentos que contenían las denuncias realizadas por habitantes de San Pablo Tecalco para detener la explotación del cerro.

Cuando el equipo de periodistas logró subirse al vehículo, el grupo armado los condujo hasta un despeñadero sin salida en donde continuaron amenazándolos hasta finalmente dejarlos ir.

Acto siguiente, los reporteros transportaron a los activistas hasta la Plaza Cívica del centro de San Pablo Tecalco, y posteriormente pudieron salir a la autopista México – Pachuca y ahí fueron seguidos por un “halcón” hasta abandonar la vía libre, explicó El Universal.