Expertos piden cautela para retirar uso de cubrebocas en CDMX

38

Ahora que la vida regresa a la normalidad tras dos años de pandemia de covid, el uso del cubrebocas vuelve a estar en tela de juicio. Especialistas alertaron que la Ciudad de México aún está lejos de llegar al punto de dejar de usarlo y que en especial sería un “grave error” que ya no se utilizara en interiores.

Sin embargo, este viernes 1 de abril, las autoridades de la Ciudad de México decidieron dar por finalizado el uso obligatorio en exteriores del cubrebocas en la capital del país.

En semanas pasadas Nuevo León se convirtió en el primer estado de la República en permitir a la población que deje de usar cubrebocas en espacios públicos.

Al prevalecer en la mayor parte del país el semáforo verde, entre ellos la Ciudad de México, se podría pensar que la población de todo el país está más cerca de volver a tener la cara destapada, pero expertos detallaron que no es así.

Al participar en la Mesa de opinión EL HERALDO DE MÉXICO Y LA SILLA ROTA, Marcela Vázquez, investigadora del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la Facultad de Medicina de la UNAM señaló que “específicamente lo que ha hecho Nuevo León es una decisión premeditada y me parece que no es el momento para tomar esas decisiones de fuera el cubrebocas y darle el mensaje a la gente de que esto ya terminó”.

La especialista recordó que en Europa están saliendo de la sexta ola y los gobiernos empezaron a aligerar estas medidas de protección para la gente, pero se ha visto un aumento en los casos.

“El que se relajen las medidas, dando a entender que esto ya pasó, lo único que causa es que siga habiendo contagios, que no se reduzca de una manera importante y que haya posibilidad de que el virus siga mutando”, destacó Vázquez.

Guadalupe Soto, académica de la Facultad de Medicina de la UNAM, recordó que la Ciudad de México ha estado en los primeros lugares respecto a mortalidad durante toda la pandemia de covid, por lo que se esperaría que las autoridades fueran precavidas sobre relajar las medidas de prevención.

“La Ciudad de México debería ser un poco cautelosa para restringir esto. Sabemos que en espacios abiertos el riesgo de contagio es menor, tal vez se podría empezar por ahí, pero quitar definitivamente las medidas así como ya lo hicieron otros países, lo veo complicado”, indicó.

“Yo esperaría hasta mediados de año para ver cómo se comporta esta pandemia y si realmente ya no hay alzas, si es si en junio o julio veríamos esta curva plana, que tiene una tendencia si no a la baja por lo menos constante, en donde ya no existe este riesgo de de volver a a la situación de emergencia”, enfatizó.

Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la UAM-Xochimilco, señaló que tanto en Nuevo León como en la Ciudad de México y en otras partes del país ya sería posible dejar de usar cubrebocas en espacios públicos, como parques, pero enfatizó que falta mucho para no utilizarlo en interiores.

 

“En exteriores no tenemos problemas para estar a una sana distancia eso ya lo tenemos muy claro. En donde sea al aire libre a un par de metros de distancia con gente que no habita con nosotros está perfecto”, explicó el especialista, quien recordó que hay menor riesgo de contagio porque el aire circula y evita que se quede estancado el virus.

“Ahora, cuándo dejar de usar cubrebocas en interiores, falta mucho, eso sí, te lo puedo asegurar. Sería un grave error pretender dejar de usar cubrebocas en el interior”, enfatizó Bojalil Parra.

¿QUÉ FACTORES SE DEBEN CUMPLIR PARA QUE DEJEMOS DE USAR CUBREBOCAS?
El experto de la UAM señaló que actualmente para evitar contagios se deben cumplir tres reglas básicas, vacunarse contra covid, usar cubrebocas y ventilar los espacios cerrados. Añadió que otras medidas como el lavado de manos debe seguir, pero como se hacía comúnmente, y que ya no es necesario tomar la temperatura en todas partes o usar tapetes sanitizantes.

 

Los expertos detallaron que para quitar el uso del cubrebocas y poder llevar el rostro descubierto como antes de la pandemia, es necesario que se cumplan varios factores: el primero es que se observe que los contagios estén claramente a la baja, sin alzas en los casos y muertes de algunos días, como se registró en las semanas pasadas.

Esto nos llevaría a entrar en la fase endémica del virus, que sería el segundo factor a considerar, porque entonces ya se podrá determinar en qué período puede haber más contagios de covid, es decir, ya no serían durante todo el año.

Un tercer factor es la inmunidad, tanto la que se genera por las vacunas como la que se adquiere al enfermar, pues no se sabe con precisión por cuánto tiempo dura la protección.

imagen placeholder
Bojalil Parra destacó que se necesita vacunar al 85% de la población para que haya una verdadera protección, para lograrlo se tendría que inmunizar a los niños, hecho al que se ha negado el gobierno.

“A pesar de que se ha dicho que tenemos una alta cobertura de vacunación, yo considero que todavía estamos abajo de muchos países, ahorita la OMS, por ejemplo, reporta que en México tenemos 61% de personas vacunadas con esquema completo, eso equivale a poco más de 78 millones. Si comparamos ese porcentaje con países como Argentina, que ya tiene al 80% de su población vacunada y a Chile, que prácticamente alcanzó el 90% completamente vacunado, a mí me parece que es muy bajo.

 

“Honestamente todavía necesitamos vacunar a los menores para que no se dé esta transmisión que sigue afectando a los más susceptibles, que en este caso son los adultos mayores”, declaró también la doctora Soto.

En medio de esta situación, Bojalil Parra expresó que está bien que la población regrese a las actividades, pero que es fundamental mantener precauciones todavía.

 

 

 

na