En medio de polémica exhuman siete cuerpos en Jojutla

460

Jojutla, Morelos.- Siete cuerpos han sido exhumados durante el segundo día de trabajos en la fosa común del panteón municipal “Pedro Amaro”, en cuya diligencia un grupo de victimas del estado de Morelos acusaron a la organización civil denominada “Red de Eslabones” y a la Comisión de Atención a Víctimas del Estado de Morelos de haberlas excluido de este proceso.

En un lapso de una hora y media fueron exhumados los primeros cuatro cuerpos de esta fosa común en la que oficialmente fueron sepultados 35 cadáveres y en la que en la jornada de ayer fueron localizados cincuenta fragmentos óseos a los que también se les tomaron las muestras genéticas para determinar si son humanos o de otra especie.

Alrededor de las 14:10 horas se daba cuenta que el séptimo cuerpo ya había sido extraído de esta fosa común, en cuyo proceso han coadyuvado los peritos de la División Científica de la Policía Federal, de la Procuraduría General de la República y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos que se han encargado de hacer la toma de muestras en la denominada “zona cero”.

SE CONFRONTAN FAMILIARES DE VICTIMAS

Sin embargo, en esta diligencia se hicieron presentes los reclamos de un grupo de familiares de víctimas que exigieron participar activamente en los trabajos de exhumación.

Y es que aunque por una parte Amalia y María Concepción Hernández – integrantes de la Red de Eslabones y quienes también han sido designadas voceras oficiales de este caso-, han asegurado que todas las instancias y organizaciones civiles que estuvieron en Tetelcingo están participando en esta diligencia; Ana Luisa Garduño, madre de la joven Ana Karen asesinada en Burgos en diciembre del 2012, exigió en el camposanto al fiscal General del Estado, Javier Pérez Durón que se les permita el ingreso a la llamada “zona cero” a los integrantes del Frente de Victimas del Estado de Morelos así como al Colectivo de Víctimas y Ofendidos del Estado de Morelos.

“Lo que pedimos es que las víctimas del estado de Morelos tengan una participación directa, ya que creemos que en esa fosa puede haber familiares de gente de Morelos.

Nosotros fuimos invitadas por el fiscal, pero en esta ocasión las que organizaron el evento la Red de Eslabones, la Comisión Ejecutiva de Victimas del Estado de Morelos, no nos tomaron en cuenta para estar en la zona cero.

Hemos estado como observadoras a distancia”, aseguraron las mujeres.

Al cuestionar si existía una división entre familiares de desaparecidos, respondieron que por lo menos las integrantes de estos colectivos seguían unidas.

De hecho, lamentaron que ahora sea la Fiscalía General del Estado (FGE) la que tenga apertura para las víctimas y que ahora sea una organización que representa a familiares de desaparecidos de otros estados del país la que evite la participación del resto de los colectivos locales en estas diligencias.

FISCAL PIDE DISCULPAS A VÍCTIMAS

Antes de concluir la diligencia, el fiscal General del Estado, Javier Pérez Durón ofreció una conferencia de prensa en la que pidió una disculpa al grupo de familiares de víctimas que por la mañana exigieron entrar a la “zona cero” y no estar como observadoras a distancia.

“Es un tema complejo respeto sus declaraciones hemos tratado de hacer todo como institución y ha sido complejo quedar bien con toda la ciudadanía que todos estén contentos, sabemos que este tema lacera a todos, incluso a nosotros como institución nos lacera.

Les pido una disculpa si las cosas no se hicieron de manera adecuada con las demás víctimas”.

Sobre el proceso de exhumación, el fiscal informó que de acuerdo a la base de datos 25 de los 35 cuerpos sepultados en esta fosa deben contar con carpeta de investigación, sin embargo, dijo que no puede asegurar que esta información sea certera, por lo como en el caso de las fosas de Tetelcingo se deslindarán responsabilidades.

Asimismo, refirió que entre 25 y 26 cadáveres de esta fosa común cuentan con un perfil genético que incluso está en la base de AFIS, mientras que las carpetas de investigación están clasificadas por muertes violentas, atípicas y “muertes muy violentas”, pero será al término del proceso cuando se dé un informe detallado.

Finalmente, María Concepción Hernández dijo que en esta diligencia no se oculta nada.