Cuenta el 95% de estudiantes de primaria con teléfono celular

427

Morelos.- Existe un debate sobre el buen uso de la tecnología como computadoras, tabletas, y celulares que sirven en materia educativa pero los cuales deberán estar bajo el control y tutela de los padres y maestros, toda vez que el 95 por ciento de estudiantes de quinto y sexto grado de primaria, cuentan con al menos de uno de estos instrumentos y tecnologías de la comunicación, aseguró el director del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) Fernando Pacheco.

Por ello, hizo un llamado principalmente a padres de familia a estar vigilantes de este asunto, pues además, son una herramienta que distrae a los menores en horas de clase, independientemente de las medidas tomadas por el personal docente que no se da abasto para mantener dicho control.

Y es que puntualizó que de acuerdo al porcentaje de alumnos de ese nivel que cuentan con un aparato de tecnología de la información, pertenecen a zonas urbanas y semiurbanas, lo que representa también un riesgo, pues son vulnerables a engaños cibernéticos que conlleva a otros asuntos más delicados.

Ello al considerar que existen personas sin escrúpulos que también utilizan estos medios para engañar a los menores de edad, por ello la insistencia a padres de familia a tener cuidado y emitir recomendaciones en este sentido.

No dudó Fernando Pacheco que el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación son una vital herramienta para la consulta de temas específicos en tema de educación, pero que ahora se han convertido en un gran riesgo, sobre todo para los estudiantes menores de edad que son vulnerables a engaños.

Pero insistió que la responsabilidad sobre el uso de las redes sociales, debe iniciar en el seno del hogar, y que aunque ha habido casos que incluso se ha denunciado ante instancias estatales y federales, es vital la participación y concejos de los padres de familia.

Además, dijo que son herramientas que distraen la atención cuando se encuentran en el salón de clases, de ahí la importancia por hacer conciencia sobre el tema, pero también que padres de familia tomen responsabilidad sobre el tema.