Científicos propuesta por la reducción presupuestal a la investigación

481
Cuernavaca, Morelos 22 de abril de 2017 (WDC).- Cuernavaca se integró a las 560 ciudades del mundo en protestar por la reducción financiera que los gobiernos mundial y nacional han llevado a cabo a la investigación, señaló René Romero Camarena, presidente de la Academia de Ciencias de Morelos, quien consideró que salir a las calles fue para mostrarle a los gobiernos y a los ciudadanos, la importancia que tiene la ciencia en el entorno social.
Uno de los objetivos dijo, es lograr revertir una preocupante tendencia que está ocurriendo y esta es el frenar el escaso apoyo económico que están destinando las autoridades tanto mundiales como estatales para la ciencia e investigación, así como por la poca conciencia para la elaboración de políticas públicas en estas áreas que son fundamentales para el desarrollo de los países.
Romero Camarena, destacó que a nivel federal se autorizó una reducción del 23 por ciento al presupuesto de ciencia y tecnología en este año 2017, sin importar que se esté afectando tanto las investigaciones que se estaban realizando en Morelos como también en la formación de nuevos investigadores.
Mientras que Enrique Álvarez Alcántara, director del Programa Universitario para la Inclusión Educativa y Atención a la Diversidad de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), advirtió que la reducción presupuestal a la ciencia e investigación, impacta en todos los sentidos a la sociedad, porque no solo se habla de ciencias básicas o aplicadas al desarrollo de la medicina nuclear, al desarrollo de la rehabilitación física, prótesis y sistema de salud, sino más bien en un área que se tiene demasiada descuidada en el ámbito de las ciencias sociales; la economía, sociología, filosofía como disciplina del conocimiento porque hoy en día la economía del país está hecha pedazos.
Cabe señalar que desde el medio día en la plaza de armas de Cuernavaca, estudiantes, investigadores y académicos de Morelos participaron en esta convocatoria generada en Estados Unidos y en la que tuvo eco en cientos de ciudades del mundo en búsqueda de defender a la ciencia de gobernantes insensibles con el tema.