Autopista exprés a Acapulco no pasó la prueba en Semana Santa

624

Cuernavaca 14 DE ABRIL DE 2017 (La Silla Rota).- El Paso Exprés de Cuernavaca, la reciente obra desarrollada por la SCT en el Libramiento Cuernavaca de la Autopista del Sol, no superó la prueba en el arranque de las vacaciones, pues en los dos centrales confinados que van hacia Acapulco los vehículos circulan a vuelta de rueda.

La obra consistió en la ampliación de cuatro a 10 carriles en 15 kilómetros de vialidad. Cuatro carriles centrales son confinados y son de uso exclusivo para quienes buscan cruzar Cuernavaca directamente hacia el sur. Los seis carriles laterales son para el tránsito local, sin embargo, los carriles confinados con dirección a Acapulco registraron un tránsito lento.

El libramiento Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos, prometía cruzar la zona urbana de “la ciudad de la eterna primavera” por la autopista México–Acapulco en 12 a 14 minutos, no obstante, debido a la densidad de paseantes la vía se encuentra atestada, lo que impide que se agilice el avance.

Problemas previos

Una advertencia: pocos saben que el Paso Exprés es una “vía libre”, sin cargo de peaje, y que en caso de accidente el seguro de Capufe no es efectivo.

La operación de este nuevo libramiento está bajo la responsabilidad directa de la SCT, pero se planea que en breve el Fonadin transferirá esa operación a Capufe.

Entre algunos paseantes entrevistados observaron problemas de señalamientos y efectivamente. Dentro del Paso Exprés se puede observar fácilmente que no hay espacios para colocar señalamientos.

La vía no se observa totalmente terminada y en sus 14 kilómetros, en tramos muy grandes, de lado derecho, la contención son las paredes de las casas y negocios que se construyeron violando el derecho de vía y que se encuentran a centímetros de la carretera y en plenas curvas, justo pegadas al paso de las unidades pesadas.