“Es muy difícil hacer periodismo en los estados”: AMLO

118

* Aseguró que, si fuese corrupto, “ya me habrían hecho papilla”.

CIUDAD JUÁREZ CHIH 18 DE FEBRERO DE 2022 (AFN).- El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su respeto a los periodistas que realizan su labor en las comunidades y calles, tras asegurar que “es muy difícil hacer periodismo en los estados”, y que sus diferencias no son con los comunicadores “de a pie”, sino con los empresarios de algunos medios que mantienen relación con grupos que patrocinan críticas a su gobierno.

“Estamos atendiendo lo de los asesinatos lamentables a periodistas en todo el país, es nuestro compromiso que no haya impunidad, y les tenemos a ustedes y todos los periodistas de México, mucho respeto, admiramos lo que hacen, y consideramos que el periodismo es un oficio noble y respetamos mucho el trabajo mucho de los periodistas; tenemos las diferencias, pero es un asunto que si lo analizamos bien no tiene que ver, vamos a decir, del todo con el periodista, sino que tiene que ver con los grupos de intereses creados, pero la mayoría de los periodistas merecen todo nuestro respeto, nuestra admiración siempre, siempre”, expuso.

“Es muy difícil hacer periodismo en los estados, el periodismo que se hace en la calle, el que hacen ustedes, es muy difícil; este, como decía el maestro (Manuel) Buendía (Tellezgirón): ‘las banquetas aquí son muy angostas’, entonces se topa, a veces a diario, con los que no quieren ser cuestionados, criticados, y los que actúan de manera autoritaria, o cobarde, vil, entonces nuestro respeto a ustedes”, agregó el mandatario.

López Obrador reiteró que seguirá trabajando como lo hace hasta la fecha, a pesar de los intentos de sus adversarios que “pretenden socavar” su gobierno, y para ello realizan guerra sucia y pretenden sembrar dudas, sobre todo con el reciente tema de las casas en que ha vivido su hijo mayor José Ramón López Beltrán en Texas, Estados Unidos.

“Lo de José Ramón, la renta de una casa, con eso, todo el ruido, sin probar absolutamente nada (..); si yo fuese corrupto, ya me hubiesen hecho papilla”, reiteró el presidente de México, al referir que tiene como escudo protector su honestidad y que en ningún momento ha amenazado ni se persigue a nadie por las críticas difundidas en medios de comunicación.