El pleito político entre Graco y “Cuau” provocó la clausura definitiva de la Feria

528

Cuernavaca, Morelos 18 de abril de 2014 (WDC).- El conflicto político que se ha intensificado entre el gobernador Graco Ramírez y el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, tuvo otra consecuencia negativa y esta fue la cancelación definitiva de la Feria de la Flor 2017, provocando con ello la afectación a cientos de familias que decidieron apostarle a la renta de stands para la venta de sus productos y ante la nula presencia de visitantes se convirtió no sólo en un fracaso sino en una pérdida millonaria para los miles de comerciantes que vieron truncada su inversión, señaló el diputado del PAN, Beto Mojica Linares.

Por ello, lamentó que por un conflicto absurdo donde ninguno de los dos Ejecutivos tanto el estatal como el municipal cede, razón por lo cual, propuso el diputado por el Cuarto Distrito el poder construir un gran acuerdo y apoyar al Ayuntamiento de Cuernavaca para que el siguiente año no vuelva a pasar lo sucedido en este 2017.

“Es lamentable la cancelación de la Feria de Cuernavaca porque no es solo un fracaso comercial para Cuernavaca, sino para toda la gente que participó, que tenía esperanzas en la Feria, que le invirtió y que generó una expectativa en torno a la Feria; es algo que no se puede dejar pasar,” expresó.

Reiteró que por el pleito entre Graco Ramírez y Cuauhtémoc Blanco se han perdido muchas cosas en Cuernavaca, donde no hay agua potable, no hay obra pública, no hay seguridad y ahora ni siquiera se cuenta con lo que por años fue La Feria de la Flor, hoy Feria de Cuernavaca.

Por ello, reiteró la necesidad de lograr un gran acuerdo con el ánimo de que el estado de Morelos y la capital puedan salir adelante: “La idea es abonar a que las cosas mejoren, apoyar al Ayuntamiento de Cuernavaca para que estas cosas no vuelvan a pasar para el siguiente año porque hoy hay muchas familias que perdieron su patrimonio, le apostaron todo a la feria que fue un fracaso, se cancelaron los artistas de renombres, grupos musicales por la inseguridad y la gente por este miedo que da, decidió no ir al recinto ferial y quienes sufrieron los platos rotos fueron los comerciantes”, finalizó.