Eran activistas las mujeres baleadas ayer en Jiutepec

554

-Promovían el voto a favor de Cuauhtémoc Blanco

Cuernavaca, Morelos 29 de Mayo 2018 (WDC).- Las dos mujeres que resultaron heridas durante un ataque a balazos a una vulcanizadora en el municipio de Jiutepec, eran activistas sociales, que apoyaban la campaña del candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

El delegado nacional del Partido Encuentro Social (PES), en funciones de presidente de este instituto político en Morelos, José Manuel Sanz Rivera, confirmó que una de las mujeres murió esta madrugada y fue identificada como María Félix Fajardo Cardoso, activista social desde hace 17 años e integrante del Movimiento Nacional por la Nueva Esperanza y presidenta de la organización denominada Despertando por un Morelos Mejor.

Su acompañante (también activista), Maira Anahí Carvaja Cortés, se debate entre la vida y la muerte.

Ambas mujeres, que no militan en el PES, apoyaban en Jiutepec la campaña del candidato a la gubernatura por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

“Lo que sabemos es que tuvieron un problema con la llanta de su coche, se detuvieron en una vulcanizadora de la calle 20 de Noviembre, en la colonia Ampliación San Isidro cuando dos personas de una moto dispararon”, explicó Sanz Rivera.

El vocero de la familia, dejó en claro que Mariana (como también conocían a la occisa), era una mujer modesta, pidiendo a la Fiscalía General del Estado que antes de hacer juicios esclarezca este hecho violento en el que perdió la vida.

A su vez, el abogado Cipriano Sotelo Salgado informó que coadyuvarà con la Fiscalía en las tareas de investigación para dar con los responsables de este crimen que no quede impune.

Condena Cuauhtémoc crimen.

Esta mañana el abanderado por MORENA-PES-PT al gobierno de Morelos, Cuauhtémoc Blanco sFajard en Tejalpa, Jiutepec, un encuentro con personas de la tercera edad y capacidades diferentes de la organización que presidía María Félix Fajardo.

Pidió un minuto de silencio, y condenó los hechos violentos que atentaron contra la vida de las mujeres, advirtiendo que en su gobierno habrá “mano dura” contra los delincuentes que han lacerado a los morelenses.