Autoridades de la CDMX identifican al usuario del Metro que perdió la vida tras el choque

650

En las horas posteriores al siniestro, una mujer acudió a reconocer el cuerpo, pero no se comprobó la cercanía con la víctima

José Pérez, de 42 años, fue identificado por autoridades capitalinas como el usuario que perdió la vida en el accidente entre dos trenes en la estación Tacubaya de la Línea 1 del STC Metro.

La víctima fue rescatada entrada la madrugada del miércoles por los rescatistas; una vez que lo sacaron, dejaron el cuerpo sobre el andén a la espera de personal de servicios periciales de la FGJ, quienes hicieron el levantamiento del cuerpo y lo llevaron al anfiteatro de la coordinación territorial de Miguel Hidalgo-5.

Según fuentes consultadas, el cuerpo se encontraba en el último vagón del convoy con el número 38, que fue impactado por la parte trasera del tren número 33. Los rescatistas lo hallaron prendido entre los fierros, por lo que al ser retirado, se percataron de que el cuerpo se encontraba decapitado. En el acta, también quedó asentada la identidad de la víctima, la cual se reservó en el expediente y sólo se hizo referencia con las iniciales J.A.P.P.; se certificó que el cuerpo contenía diversas lesiones visibles en el torso, así como distintas fracturas.

HERMANO LO IDENTIFICÓ

Según la información consultada, en las horas posteriores al accidente, una mujer acudió a reconocer el cuerpo, pero no se comprobó la cercanía con la víctima, por lo que se esperó al arribo de un hermano.

Estas horas fueron cuestionadas por el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) a la Fiscalía de Miguel Hidalgo-5, que reclamó no haber hecho el traslado inmediato para la necropsia de ley.

El miércoles, acompañado de la Policía de Investigación (PDI), el hermano de la víctima comenzó la documentación correspondiente auxiliado por personal de Metro, a quienes, incluso, se les vio entrar y salir de la Fiscalía Desconcentrada.

José es la única víctima mortal de los hechos, donde además resultaron lesionados 41 usuarios, de los cuales sólo tres permanecen hospitalizados, según precisaron las mismas autoridades capitalinas.