Venta de boletos para rifa del avión presidencial iniciará en pleno paro nacional de mujeres

93

El presidente de la República adquirió por 500 pesos el primer boleto para el sorteo que se llevará a cabo el próximo 16 de septiembre.

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio a conocer que el próximo 9 de marzo comenzarán a venderse los boletos para la rifa del avión presidencial, que se llevará a cabo el 15 de septiembre.

Esta fecha coincide con el paro nacional de mujeres convocado por colectivos feministas, al cual se han adherido organizaciones patronales y partidos políticos, así como algunos gobiernos municipales, estatales y el federal.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano confirmó la fecha y luego compró de manera simbólica el primer boleto para el sorteo, con número 0000000 y por el cual pagó los correspondientes 500 pesos.

“Ayer me preguntaron sobre la rifa del avión presidencial (…) Ya van a empezar a venderse los boletos los cachitos de la Lotería, el lunes próximo empiezan a venderse”.
Andrés Manuel López Obrador

AMLO compra el primer cachito de rifa del avión presidencial
Por su parte, el director general de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública, Ernesto Prieto Ortega, presentó de manera oficial el Gran Sorteo Especial número 235, “que es alusivo al avión presidencial”, el cual se efectuará el próximo 15 de septiembre.

Para la ocasión, se emitirán 6 millones de boletos con numeraciones del 0000000 al 5999999, y la distribución dio inicio desde el 2 de marzo a fin de que el próximo 9 estén disponibles para la población.

El propio presidente de la República compró de manera simbólica el primero de los cachitos, y adelantó que, en caso de ganarse uno de los premios, donará el dinero para otorgar más becas a estudiantes del país. “Aunque son puros ceros, en una de esas me saco la lotería”.

Además, mostró imágenes del expresidente Enrique Peña Nieto durante el primer vuelo de la aeronave, en las que se le puede ver acompañado por varios miembros de su gabinete, y bromeó con la posibilidad de realizar una reunión similar con sus colaboradores, pero sin que el avión despegue.