Va a su casa el “Jefe de jefes”; “Está mal de salud”, dice AMLO

20

* Balacera, pánico y quema de unidades en Orizaba “no fue tan grave”, afirmó el presidente.

CIUDAD DE MÉXICO CDMX 13 DE SEPTIEMBRE DE 2022 (AFN).- En su conferencia matutina de hoy martes 13, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo referencia al estado de salud del narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como “El jefe de jefes”, de quien dijo que “verdaderamente está mal de salud” y por ello se aceptó que permanezca en prisión domiciliaria para que sus familiares puedan atenderlo.

Félix Gallardo, a quien se atribuye la creación del llamado “Cártel de Guadalajara”, fue detenido en 1989 y acusado de delitos contra la salud, y por el secuestro y asesinato (en 1985) del ex agente estadounidense Enrique “Kiki” Camarena y de un piloto aviador; y ayer se determinó por parte de la Dirección de Reinserción Social de Jalisco que cumplía los requisitos para tratarse desde su casa.”Se determinó esto porque se hizo un análisis médico, y el señor, verdaderamente está mal de salud, tiene muchas enfermedades, está mal, y no puede ser atendido en el reclusorio, tiene que estar atendido en una casa, con su familia; va a estar preso, tienen que aceptar el portar un brazalete aún estando enfermo, pero que se le de la oportunidad de ser atendido, ya en una situación de salud bastante, bastante delicada”, expresó.

López Obrador agregó que solicitará a la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana federal, Rosa Icela Rodríguez, que durante el próximo reporte de seguridad mensual, que se ofrece los días 20 de cada mes, “presente el estado médico, el que llevó a esta decisión”.

Cuestionado sobre si solicitará a la Fiscalía General de la república (FGR) que desistan de la apelación que presentaron por la salida del prisionero a su vivienda, el presidente dijo que no tiene conocimiento de la situación jurídica de Félix, pero que el informe que le presentaron sobre su estado de salud lo convenció de que necesita un tratamiento que no se le puede ofrecer en reclusión.

“Son muchas enfermedades, entonces tampoco es dejarlo en libertad, es que esté cumpliendo con su condena en casa de familiares, con un brazalete y con vigilancia, pero que puedan estar los familiares llevando médicos y atendiéndolo, toma muchísimas medicinas, está en una situación delicada”, reiteró López Obrador.

En otros temas, cuestionado respecto a las balaceras, pánico ciudadano, quema de un tráiler y amenazas de delincuentes ocurrido ayer en Orizaba, Veracruz, el presidente respondió que, aunque no es deseable que ocurran actos delictivos en ningún lugar del país, en general lo ocurrido “no fue tan grave”, y que también se trata de “propaganda” de grupos delictivos y de sus adversarios políticos.

NOTA RELACIONADA:

Perfilan prisión domiciliaria para Miguel Ángel Félix Gallardo