Urge vacunar a todo el mundo, ante la aparición de nuevas cepas: De la Fuente

36

El número de muertos por la pandemia ha sido incierto desde su inicio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce al memos 3.8 millones de muertes por covid-19, aunque esta cifra puede ser dos o tres veces más, pero ahora la numeralia se concentra en las vacunas.

Puedes leer: Pasaporte de vacunación covid, medida discriminatoria: De la Fuente

Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU, en su columna en El Universal, comenta que se han administrado cerca 2. 300 millones de dosis en el mundo, de las cuales 75 por ciento se han concentrado en sólo 10 países, y en muchos casos se requiere doble dosis para quedar inmunizado, una estimación objetiva nos lleva a pensar que no más 15% de la población mundial está actualmente protegida, por lo que la carrera para vencer esta pandemia aún es largo.

Por lo pronto, las vacunas han mostrado su eficacia aún ante nuevas variantes. La más preocupante es la identificada en la India, conocida como Delta, y aunque ha quedado claro que una sola dosis no es suficiente para proteger.

Sumado a esto, se encuentra el avanza de la pandemia entre niños y jóvenes contagiados, por ello el exrector de la UNAM, confía que la vacunación a partir de los 12 años no tarde, al menos tres de las vacunas disponibles en el mercado han mostrado su eficiencia y su seguridad a partir de esta edad, y se empieza ya a vacunar – aunque todavía en forma experimental– en etapas más tempranas de la vida.

De acuerdo con De la Fuente, algunos expertos han reiterado su preocupación por la posible aparición de variantes que resulten resistentes a las vacunas y nos lleven a una regresión epidemiológica. Por eso urge vacunar a todo el mundo, y, cuanto antes, mejor.

Sobre el tema de la politización y acaparamiento de vacunas era inevitable, México lo anticipó y fue el primero en alertar de manera abierta sobre estos riesgos (recuérdese la reunión del G-20 de marzo de 2020 y la resolución de la Asamblea General de la ONU un mes después), y en ejercer presión internacional para tratar de generar mecanismos de contención.

El primero en capitalizar políticamente las vacunas a nivel internacional fue China, quien mandaba lotes de vacunas a precios muy bajos a varios países. Así, este país se abrió nuevos espacios, ganó simpatías y fortaleció alianzas. Su estrategia le resultó redituable. En tanto, el gobierno estadounidense que en un principio comenzó acaparar vacunas se percató rápidamente del asunto y decidió enmendar el rumbo.

TE PUEDE INTERESAR
LSR-
Joe Biden confirma que EU donará 500 millones de vacunas a otros países

La primera señal del gobierno de Joe Biden fue refrendar su compromiso con la OMS tanto en lo político como en lo económico. Cuando vino un amago ante la Organización Mundial del Comercio, para suspender de forma transitoria los derechos de propiedad de las vacunas con el fin de facilitar su producción acelerada.

Recientemente en la reunión del G-7, donde los siete de los países más poderosos del mundo, invitaron al Director General de la OMS a analizar otros temas relevantes relacionados con las pandemias. En particular, uno que va tomando fuerza: la conveniencia de crear un tratado internacional que contemple mecanismos más efectivos para futuras contingencias.

kach