Tormenta azota a Estados Unidos en el fin de semana más transitado

51

Se registran fuertes nevadas desde algunas zonas de California hasta la región centro norte del país

El clima invernal afectaba el sábado a los viajeros en todo Estados Unidos en el fin de semana posterior al Día de Acción de Gracias debido a una poderosa y peligrosa tormenta que en su desplazamiento hacia el este dejaba fuertes nevadas desde algunas zonas de California hasta la región centro norte del país e inundaciones por lluvias en otras áreas.

Las autoridades hallaron los cadáveres de dos niños pequeños, incluido uno de cinco años, mientras un tercer menor continuaba desaparecido en el centro de Arizona luego que una corriente se llevara un vehículo que intentó cruzar un arroyo crecido. También se registró una muerte relacionada con la tormenta en Dakota del Sur.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que la tormenta podría dejar entre 15 y 30 centímetros de nieve, desde los estados ubicados en las llanuras del norte hasta Minnesota, Wisconsin y el norte de Michigan.

Las llanuras altas eran afectadas el sábado en la mañana por condiciones de ventisca.

Las autoridades de Duluth solicitaron a los habitantes que tengan paciencia mientras las máquinas que quitan la nieve despejan los caminos, y recomendaron a los conductores quedarse en casa para impedir accidentes y permitir que las autoridades atiendan las emergencias con celeridad.

Más al sur, lluvias y tormentas eléctricas antecederían y acompañarían al frente frío, mientras que aguaceros podrían afectar el sábado partes de los valles de Tennessee y Ohio, según los pronósticos.

Los meteorólogos dijeron que una nueva tormenta arrojaría el fin de semana decenas de centímetros de nieve en las montañas de California, además de causar lluvias y ventarrones. De acuerdo con los pronósticos, otro sistema se desarrollará el domingo en el Atlántico central y se convertirá en una tormenta procedente del noreste para el lunes.

Las autoridades de los estados occidentales enfrentaban el sábado las secuelas de las fuertes lluvias y la nieve en el fin de semana de mayor tránsito de viajeros durante el año.