Si pymes quiebran, la pobreza sera inminente en pocos meses: advierten a AMLO

342

Empresarios del llamado Grupo Monterrey o Grupo de los Diez, advirtieron a Andrés Manuel López Obrador que si quiebran miles de micro, pequeñas y medianas empresas que se ven afectadas por la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus, muchos de sus trabajadores podrían caer en situación de pobreza en pocos meses; ello, durante una reunión en Palacio Nacional para abordar el plan de reactivación económica del gobierno federal, en el que no se contempla algún tipo de apoyo fiscal -como diferir pago de impuestos- o de financiamiento para este sector del empresariado.

«Si miles de micro, pequeñas y medianas empresas quiebran, muchos de sus trabajadores podrían caer en situación de pobreza en pocos meses, por lo que se vuelve necesario apoyar liquidez de estas compañías y así evitar la afectación de las cadenas productivas y de proveeduría.

«No se trata de rescatar empresas sino de evitar que una crisis de liquidez se transforme en una de insolvencia. Ante esta crisis es necesario que los recursos de la banca de desarrollo de Nafin se amplíen en monto y flexibilicen su manera de trabajar», indicaron los empresarios en un comunicado.

Este martes, AMLO recibió en recinto presidencial -pese a las medidas de contingencia como el confinamiento domiciliario o evitar reuniones presenciales- a empresarios del Grupo Monterrey, como Alejandro Valenzuela, CEO de Banco Azteca; Adrián Sada, director General de Vitro, y Rogelio Zambrano de Cementos Mexicanos (Cemex).
En dicha reunión, los empresarios también le externaron que proteger el empleo es complementario a la prioridad del Gobierno de cuidar a los más pobres.

Reinicia Cemex producción con decreto

Cabe recordar que este martes, la cementera reanudó operaciones luego de que el Gobierno federal permitiera que las empresas de producción de acero, cemento y vidrio mantengan una actividad mínima durante la emergencia sanitaria.

Tras el nuevo acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), Cemex señaló que seguirá estrictamente todas las medidas indicadas por la Secretaría de Salud.

Este lunes, el Gobierno Federal decretó que las empresas de acero, cemento y vidrio no deberán suspender operaciones si están vendiendo producto para el Aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas, Tren Maya y el Transístmico, publicó el Diario Oficial de la Federación (DOF). En él, se establecen los lineamientos técnicos relacionados con las actividades descritas en los incisos c) y e) de la fracción II del Artículo Primero del Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2, publicado el pasado 31 de marzo del 2020.

En el inciso A, fracción segunda, se estableció que «las empresas de producción de acero, cemento y vidrio mantendrán una actividad mínima que evite efectos irreversibles en su operación; para ello deberán informar a la Secretaría de Economía a través del correo electrónico: economia@economia.gob.mx, conforme al Anexo 1, en un término no mayor a 24 horas a partir de la publicación de los presentes Lineamientos, el número total de trabajadores que para dicho efecto resulte indispensable. Asimismo, deberán cumplir con las prácticas señaladas en la fracción III, del Artículo Primero del Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2.

Además, se estableció que aquellas empresas de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el Gobierno Federal, continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transístmico; así como los contratos existentes considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, dice el documento.

Cabe Recordar que ayer lunes, el mandatario sostuvo un encuentro con empresarios del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) como Carlos Slim, Alberto Bailléres, y Germán Larrea, quienes, según expuso el propio AMLO durante la conferencia matutina de este 7 de marzo, respaldaron el plan económico anunciado por el presidente que no contempla medidas de rescate financiero o fiscal para el sector empresarial, en referencia a la crisis económica derivada de la pandemia.

«Les hablo de tres que participaron: Carlos Slim, Alberto Baillères y Germán Larrea, es un grupo que se denomina ´Grupo México´ o ´Ciudad de México´ y les expuse cuál es el plan que estamos llevando a cabo y estuvieron de acuerdo, esto lo digo para que no haya noticias falsas, para que no se distorsionen las cosas», dijo AMLO este martes.

«Incluso ofrecieron y eso es importante, que van ayudar para apoyar a sus proveedores de pequeñas empresas, ayudarlos pagándoles lo más rápido posible, adelantar los pagos, eso fue un ofrecimiento, se los agradecí y que están dispuestos ayudar en lo que el gobierno les pida, ese fue el ambiente de la conversación».

Por su parte, en una conferencia virtual encabezada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), y en la que participaron cámaras, confederaciones y asociaciones de la cúpula empresarial se vaticinó que ante la respuesta del gobierno federal se puede registrar una pérdida de entre 300 a 400 mil y hasta 1 millón de empleos, además de que el PIB nacional podría registrar una caída de casi 10%, lo que no ocurría hace casi 90 años.

En este sentido, el CCE presentó un plan de acción enfocado a dar apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), al considerar «imposible» querer resolver la problemática aumentado la inversión pública, así como la garantía de 2 millones de empleos sin la participación de la IP, ejes preponderados en el plan de AMLO.

(diego joaquín)