Sedena contrató a presunta empresa falsa como proveedora

30

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) otorgó contratos a una empresa que posiblemente lucra con la emisión de comprobantes fiscales, conocidas como EFOS, porque facturan operaciones, compras o servicios que en realidad nunca se llevan a cabo.

En la Cuenta Pública 2018 que se entregó el 31 de octubre pasado a la Cámara de Diputados, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que de los recursos de “Productos metálicos y a base de minerales no metálicos adquiridos como materia prima”, se fueron al contrato 07-0015/2018 por 4 millones 148 mil pesos a Tecnología y Maquinaria Especializada TYM.

El órgano fiscalizador no sólo identificó que no cuenta con evidencia de los certificados de calidad requeridos para acreditar las especificaciones técnicas de los bienes que comercializa, sino que al realizar una visita a las supuestas instalaciones de TYM no localizó el domicilio fiscal proporcionado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por lo que no pudo comprobar la veracidad de las operaciones efectuadas por este proveedor.

A esta misma firma le asignó el contrato 07-0019/2018 para la adquisición de resina de poliuretano y policarbonato, por un millón 794 mil 500 pesos, en el cual comprobó que el certificado de calidad de los materiales no fue emitido por su fabricante, tal como se requería, sino que lo elaboró el proveedor.

Tecnología y Maquinaria Especializada TYM incumplió con la entrega pactada para el 30 de marzo de 2018, por lo que solicitó 30 días adicionales para su entrega, lo cual no fue aceptado por la Secretaría, que comenzó la rescisión del contrato el 4 de abril de ese año; no obstante, ya le había pagado 557 mil 500 pesos.

El 1 de mayo, por medio del oficio Núm. 1161/1118, la fábrica de plástico de Industria Militar informó que de los 28 mil kilogramos de material aceptó únicamente 9 mil 520; sin embargo, la ASF juzgó que dicha acción se realizó sin ningún documento que modificara ni el tiempo ni la cantidad de los bienes, aunado a que el contrato estaba en etapa de revisión.

Aceptar la entrega parcial, dice en el dictamen de la auditoría, contravino lo estipulado en el numeral III, inciso D, de las bases de la Licitación Pública electrónica internacional bajo la cobertura de tratados Número LA-007000997-E10- 2018, el cual señala que los bienes serán entregados en una sola exhibición y conforme a las fichas técnicas correspondientes.

Debido a que no encontró evidencia de la empresa, que posiblemente Factura Operaciones Simuladas (EFOS), la ASF emitió un Promoción del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal, para que el SAT audite a Tecnología y Maquinaria Especializada TYM, S.A. de C.V., con Registro Federal de Contribuyentes TME140610810, a fin de constatar su existencia.

LA SILLA ROTA identificó en la base de datos de Comprante que antes de estos últimos contratos, la Sedena ya había entregado a TYM ocho más, entre junio de 2016 y julio de 2018, por 21 millones 343 mil 930 pesos, todos por supuestos suministros como empaque de cartón corrugado, aceros de alta especialidad y tubo redondo de acero.

El 23 de junio de 2018, la Secretaría de la Función Pública publicó la circular No. AR07-05/2018 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para requerir a las dependencias y entidades de la administración federal, así como a la Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía) y entidades abstenerse de celebrar contratos con esta compañía, por irregularidades en su operación.

El 25 de junio de 2019 emitió una nueva circular, circular No. AR07-01/2019, para solicitar el mismo veto.

La Sedena también otorgó contratos a Grupo Armycorp SA de CV, que tampoco contó con certificados de calidad e incurrió en irregularidades al tratar de justificar la venta de materiales.

En el número 07-0011/2018 por concepto de compra de aceros de alta especialidad, por ejemplo, la ASF identificó que tres facturas presentadas para acreditar la comprobación del monto total, que ascendía a 2 millones 597 mil 600 pesos, fueron expedidas el 12 de junio, 19 de julio y 21 de septiembre de 2018; sin embargo, de acuerdo con la Verificación de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet, del Servicio de Administración Tributaria, éstas aparecen con el estatus de “cancelado” en los meses de noviembre y diciembre de aquel año.

La Defensa Nacional argumentó que el proveedor las canceló debido a que en una revisión interna de su área de contabilidad se detectó que los CFDI estaban duplicados; al respecto, proporcionó copia de la factura por el importe total de la transacción de fecha 2 de febrero de 2018, la cual se encontraba vigente durante la inspección.

Por todas las anomalías, la Auditoría emitió una Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que la Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea o su equivalente realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente contra servidores públicos responsables.

MJP