Se mantiene separación de Telmex-Telnor; independencia está en duda: experta

140

En el país, 27 estados tienen adeudos por 54 mil 656 millones de pesos relacionados con sus sistemas de salud, principalmente se trata de deudas con proveedores de medicamentos y material de curación, así como falta de pago de impuestos. Destacan los casos de Chiapas, Oaxaca, Sinaloa y Veracruz, que son los que tienen más pasivos.

LA SILLA ROTA tuvo acceso al listado de adeudos por entidad federativa, Chiapas está a la cabeza, ya que debe un total de 16 mil 783 millones de pesos. Le sigue Sinaloa, con 7 mil 379 millones; el tercer sitio lo ocupa Oaxaca, ya que tiene un saldo de 7 mil 95 millones, y la cuarta posición de esta lista negra es para Veracruz, que debe 5 mil 36 millones. Destaca que tres de estos cuatro estados se encuentran en la región sur de la República.

El Estado de México también tiene un pasivo de 3 mil 721 millones de pesos, muy de cerca le sigue Guerrero con 3 mil 162 millones; Tabasco con una deuda de mil 601 millones y Jalisco con un saldo de mil 327 millones, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

Pero no todo es negativo, ya que en el otro extremo se encuentran entidades que tienen sistemas de salud eficientes y administrativamente tienen finanzas sanas. Los cinco que han cumplido en tiempo y forma con sus pagos con Guanajuato, Hidalgo, Nuevo León, Querétaro y Quintana Roo, que no deben nada.

Por ejemplo, el estado de Guanajuato se caracteriza por ser uno de los que brinda mejores servicios de salud a la población sin seguridad social, además, también ocupa el primer lugar en donación de órganos.

Pedro Flores, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud, dijo que «de la deuda que les comentaba de 55 mil millones, 17 mil 594 millones son hacia proveedores (medicamentos y material de curación) y 25 mil 297 a terceros institucionales y no institucionales (impuestos, ISR y Fovisssste)», mientras que el resto es un pasivo por otros pagos que no detalló.

El funcionario de la Secretaría de Salud añadió que además de estos pasivos, los servicios estatales de salud deben 12 mil 707 millones de pesos tienen que ver con laudos, es decir, con demandas de extrabajadores, los cuales tienen que ver con algunos gastos que no se han cubierto.

Con los cambios en el sistema de salud y la creación del Insabi, los estados que se adhieran al nuevo modelo ya no tendrán trato directo con proveedores, ya que la compra de medicamentos y material de curación se hará a través del Instituto de Salud para el Bienestar y la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda.

Sin embargo, 19 estados todavía no firman el convenio de adhesión y tienen el 31 de enero como fecha límite para hacerlo. Hasta ahora los que ya se sumaron oficialmente a este proyecto son Tabasco, Chiapas, Yucatán, Veracruz, Ciudad de México, Colima, Baja California, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Sonora, San Luis Potosí, y Puebla.

Algunos gobiernos estatales han dicho que no se sumarán al nuevo sistema, como Guanajuato, Querétaro y Aguascalientes. El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, explicó que los estados que no se adhieran recibirán los recursos que les da la Federación de manera normal, pero no recursos extras.

«¿Por qué es para nosotros indispensable que quede claro quién entra y quién no? Porque los 40 mil millones adicionales serán distribuidos sólo entre quienes ingresen al modelo», detalló el subsecretario, quien dijo que esto es porque no está adquiriendo el compromiso de gratuidad ni se está sumando a los procesos de compra.

Destacó que esta acción no es para ejercer presión hacia los gobiernos estatales: «No se acorrala a nadie, pero hay una lógica administrativa elemental que exige que se definan las cosas, y hay un mandato de ley que es uno de los transitorios del artículo 77 Bis que impone los tiempos».

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, declaró que en la entidad no se oponen a los cambios y que creen que siempre se puede mejorar, pero que «la realidad del país es muy distinta a la que vive Guanajuato», porque hay otras entidades con hospitales olvidados a medio construir y pasivos.

Hay otros estados que tienen deudas de más de 13 mil, 15 mil millones de pesos en medicinas a proveedores, al gobierno federal, en comprobaciones, hay estados donde han robado por el tema de las medicinas, han habido de todo, pero Guanajuato no es el caso

Dijo que si se adhieren tendrían que entregar las 617 clínicas y hospitales a la Federación, pero que la gente le ha pedido que no lo haga porque los servicios de salud que tienen actualmente son de calidad. Por eso, en Guanajuato van a optar por quedarse a cargo de la atención, ya que cumplen con todas las condiciones para seguir operando.

(María José Pardo)