Se manifiestan transportistas de NGS en Cuernavaca

359

Cuernavaca, Morelos 13 de marzo de 2017 (WDC).- Por más de cuatro horas, taxistas y transportistas agremiados al Nuevo Grupo Sindical (NGS) paralizaron el municipio de Cuernavaca con un bloqueo que mantuvieron en las calles y avenidas ubicadas alrededor del Ayuntamiento de Cuernavaca en protesta a la suspensión de las obras del Gobierno del Estado que encabeza Graco Ramírez.

Durante las dos primeras horas del bloqueo, los líderes del NGS se congregaron en una cafetería que está en la contraesquina del Ayuntamiento de Cuernavaca -calle Nezahualcóyotl esquina con Cuauhtemotzin-, desde donde estuvieron operando.

Posteriormente se dirigieron a la comuna capitalina, donde ofrecieron una improvisada conferencia de prensa en la que negaron ser un grupo de choque del Gobierno del Estado, tras asegurar que si bloquearon fue para defender las obras que el municipio está cerrando pues se ponen en riesgo las fuentes de empleo de mil 500 personas.

«Si defender las obras, si defender nuestro empleo es ser un grupo de choque, pues ustedes juzguen y dense cuenta», sentenciaron los manifestantes.

A través de Jesús García Rodríguez, secretario del NGS, también exigieron a las autoridades el pago de un adeudo por un monto de 2 millones 200 mil pesos por la mano de obra y el acarreo del material que hicieron en el 2015 para el reencarpetamiento de calles que se hizo a la ciudad.

Después de dos horas de mantener una reunión privada con las autoridades municipales encabezadas por el secretario Técnico, José Manuel Sanz, los representantes de este sindicato dieron la orden a sus agremiados de levantar el bloqueo.

Ceden colaboradores de Cuauhtémoc Blanco

Al concluir la reunión, el secretario general del Ayuntamiento de Cuernavaca, Samuel Sotelo Salgado, informó que se había acordado con los inconformes levantar la suspensión a las seis obras del Gobierno del Estado.

De hecho anunció que el secretario de Desarrollo Sustentable, Eduardo Molina había sido instruido para reunirse este mismo día con autoridades de la administración estatconpara analizar la serie de lineamientos técnicos e irregularidades que causaron la suspensión de dichas obras.

Sotelo Salgado aseguró que el gobierno de Cuauhtémoc Blanco busca que se respete la legalidad y que las medidas que se implementaron están lejos de cualquier revanchismo político con el Gobierno del Estado.