Se desploma vacunación de niños; alertan sexenio perdido en ampliar cobertura

63

Al conmemorar el Día del Niño, especialistas señalaron que no hay mucho que celebrar en materia de salud, ya que la cobertura de vacunación se desplomó en lo que va de este gobierno. Alertaron que esto podría causar muertes de menores por enfermedades totalmente prevenibles, hecho que sería “criminal”.

La Silla Rota revisó los datos de vacunación de la Secretaría de Salud, que aún son con corte a 2020, en los que se muestra que en los primeros dos años de la actual administración, del presidente Andrés Manuel López Obrador, disminuyó la aplicación de vacunas que usualmente se administran a los menores durante los primeros años de su vida.

Para poner en contexto, en 2018 se aplicaron en total 58 millones 654 mil 604 dosis de más de 10 tipos de vacunas, para 2019 la cifra disminuyó a 50 millones 498 mil 975 y en 2020 México llegó a su mayor caída, ya que sólo se administraron 43 millones 268 mil 739 vacunas.

“Se desplomó la vacunación en general, eso ha sido un fenómeno muy desafortunado, pero muy constante, dejaron de tener un abasto adecuado de vacunas y dejaron de vacunar a los niños en general a partir del inicio del nuevo gobierno, específicamente desde 2019”, señaló Malaquías López Cervantes, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

El especialista indicó que esto no es responsabilidad del gobierno anterior, sino del actual, debido a los cambios en la compra de insumos para la salud por señalamientos de corrupción; sin embargo, explicó que en el caso de las vacunas, esto implicó salirse de la fila para adquirirlas y recuperar ese lugar será difícil.

Coincidió Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la UAM-Xochimilco, quien destacó que este desplome en la vacunación a niños y adolescentes se debe a los cambios en las adquisiciones más que a la pandemia de covid, ya que no en todos los países se observó una disminución tan fuerte.

imagen placeholder
Señaló que los datos de la Organización Mundial de la Salud, otros países como Guatemala incluso aumentaron sus niveles de vacunación, igual que Colombia y Chile, por el contrario, México y Brasil son los que muestran las mayores caídas.

“No es un fenómeno general, es un fenómeno amplio. No es exclusivo de México, pero dado que otros países, y me refiero exclusivamente a América Latina, han logrado mantener su cobertura en vacunación, esto implica que hay errores específicos.

“En México el impacto es mucho mayor porque éramos ejemplo nacional, teníamos coberturas impresionantes y de repente se nos cae a 70 y tantos por ciento una cantidad importantísima de vacunas, cuando estábamos por arriba del 90 por ciento”, enfatizó.

BCG, LA VACUNA CON LA MENOR COBERTURA EN 2020
La caída en la cobertura de vacunación es diferente según el biológico, pero sin duda el mayor desplome fue en el caso de la vacuna BCG, que se administra a los bebés para protegerlos de la tuberculosis.

La Silla Rota documentó en 2020 el calvario de las familias que buscaban esta vacuna en centros de salud y clínicas de diversas instituciones de salud, pero sin éxito, lo que causó que tuvieran que llevar a sus hijos a servicios privados para conseguirla.

Los datos de la Secretaría de Salud muestran la aparatosa caída, ya que en 2020 se indica que se aplicaron 72 mil 016 dosis, 95% menos de las que se administraron en 2018, que fueron 1 millón 387 mil 388 dosis, y 92% menos que en 2019, cuando se aplicaron 930 mil 482.

TE PUEDE INTERESAR
LSR-placeholder
López-Gatell quiere vacunar a niños con vacunas sin aval de la OMS

La OMS señaló que la cobertura de BCG en México bajó a 28% en 2020, mientras que en 2019 fue de 76% y en 2018 de 96%.

López Cervantes enfatizó que el caso de la vacuna BCG “fue una caída verdaderamente catastrófica que se ve acompañada no solo en la baja en la vacunación, sino en la detección y el tratamiento. Entonces es una combinación explosiva

La OMS muestra que las vacunas con menor cobertura en México son algunas de las que se aplican en los primeros meses de vida de las niñas y niños, como la que se aplica contra la hepatitis B a recién nacidos, que tuvo una cobertura de 42% en 2020, igual que la de neumococo conjugada, con 49%, y la de rotavirus, con 46%.

Otro de los ejemplos es el de la vacuna que protege a los niños contra la poliomielitis, que disminuyó de 10 millones 365 mil 180 dosis aplicadas en 2018 a 4 millones 102 mil 108, según el registro de la Secretaría de Salud.

Aunque en menor nivel, también se sufrió la disminución en la aplicación dpt pentavalente, que es contra difteria, tosferina, tétanos, poliomielitis e infecciones producidas por Haemophilus Influenzae tipo b, al pasar de 6 millones 213 mil 724 dosis aplicadas en 2018 a 4 millones 835 mil 743 en 2020.

Sobre esta vacuna, la OMS indicó que la cobertura de primera dosis en México es de 87%, pero baja a 83% en el caso de la tercera dosis de refuerzo.

La aplicación de la vacuna contra el virus del papiloma humano también cayó en este sexenio, de 1 millón 273 mil 575 dosis en 2018, a sólo 259 mil 347 dosis en 2020, según los datos de la Secretaría de Salud.

“Por lo menos se ha caído (la cobertura de vacunación) en muchas de ellas 10 puntos porcentuales. O sea ya veníamos arrastrando bajas coberturas al final del sexenio pasado, que andábamos en 80 y tantos por ciento, pero ahorita estamos por debajo del 75 por ciento en muchas de ellas”, criticó Bojalil Parra.

“SI EXISTEN VACUNAS, NO SE JUSTIFICA LA MUERTE DE UN NIÑO”
México llegó a ser uno de los países con mayor cobertura de vacunación a nivel internacional, por eso los expertos en salud señalaron que la caída tiene que ver con la priorización que hace el gobierno de recursos y capacidades para adquirirlas y administrarlas, por lo que no se puede usar como excusa la pandemia de covid.

Bojalil Parra y López Cervantes alertaron que estos problemas en la vacunación cambiarán el panorama epidemiológico, por el posible resurgimiento de enfermedades que ya se consideraban controladas o incluso erradicadas, algo como lo que ocurrió a finales de 2019 y principios de 2020, cuando hubo un pequeño brote de sarampión.

imagen placeholder
“Las vacunas en el mundo salvan millones de vidas de niños al año, pero aún así, hay enfermedades prevenibles por vacuna que siguen matando niños. Si nosotros no recuperamos nuestra cobertura, vamos a empezar a ver muertes por enfermedades totalmente prevenibles por una vacuna, lo cual es totalmente criminal. Si existen las vacunas, no se justifica una sola muerte por estas enfermedades”, enfatizó el especialista de la UAM-Xochimilco.

En tanto, López Cervantes señaló que volver a subir la cobertura de vacunación significa que se recuperen los niveles de abasto previos, pero la población está creciendo y cada vez se necesitan más dosis, por lo que para lograrlo hace falta voluntad política y recursos.

“Si le echáramos muchas ganas y hubiese los recursos, pues a lo mejor en unos 5 años podríamos estar en niveles similares, es muy aventurado decirlo, pero ante la insuficiencia de recursos y de capacidad técnica, igual nos llevamos hasta otro gobierno en donde no estén tan limitados”, dijo el experto de la UNAM.

Ambos especialistas destacaron la necesidad de que México recupere su capacidad de producción de vacunas, ya que hay capacidad científica y personal preparado para hacerlo, pero hace falta la infraestructura que se destruyó en administraciones anteriores.