Regreso a clases, plagado de errores y contradicciones, alertan especialistas

52

El regreso a clases presenciales está a la vuelta de la esquina; sin embargo, especialistas alertan que hay inconsistencias en las medidas de prevención contra covid-19 y en la estrategia educativa que presentó la Secretaría de Educación Pública (SEP) y que existe el peligro de que, al retornar, tengan que volver a cerrar como ocurrió en Campeche.

La SEP presentó la Guía de Orientación para la reapertura de las escuelas ante covid-19, que se basa en una estrategia de nueve intervenciones: los comités participativos de salud escolar; garantizar acceso jabón y agua; cuidado de maestros que forman parte de grupos de riesgo; uso de cubrebocas obligatorio; sana distancia; maximizar el uso de espacios abiertos; suspender ceremonias o reuniones; detección temprana, y apoyo socioemocional para docentes y estudiantes.

Los niños deberán cumplir con varios filtros, el primero es en casa, donde los papás deberán revisar que su hijo no tenga algún síntoma que pueda ser de covid-19, de enfermedad respiratoria, ya que de ser así deberán quedarse en casa. Lo mismo sucede si algún miembro del hogar dio positivo al virus Sars-CoV2.

El segundo es en la escuela, donde se les tomará la temperatura y se les aplicará un cuestionario de forma aleatoria. Para asistir, se separará a los grupos en dos de la A a la M irán lunes y miércoles, de la N a la Z, martes y jueves, mientras que el viernes alternarán.

«Creo que no importa que tengan toda esa serie de precauciones como un filtro inicial o que tengan distancia una vez entrando a la escuela, yo creo que nada de eso importa, lo que importaría sería hacer pruebas para detectar la presencia del virus, pero hacer pruebas es como adorar al diablo en este país», señaló Malaquías López Cervantes, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM y vocero para la covid-19.

Para el especialista, el mayor riesgo es que en los otros estados de la República se repita el mismo escenario que en Campeche, donde se suspendieron las clases presenciales porque la entidad pasó a semáforo amarillo por el aumento en los casos de covid-19. Esto generó que los alumnos de 135 escuelas volvieran a tomar clases virtuales.

La SEP emitió también el documento Estrategia Nacional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales en las Escuelas de Educación Básica, en el que además se establecen las medidas en materia educativa para el retorno a las aulas.

Al respecto, Alma Maldonado Maldonado, experta en temas educativos e investigadora del Cinvestav, señaló que hay inconsistencias porque no se consideran todas las variables que hay en un país tan grande como México.

Aunque la especialista señaló que sí es necesario que los alumnos regresen a clases, alertó que en este momento «yo creo que el problema es que no dijeron a qué, porque sí ya las clases prácticamente están terminando, los riesgos son altos todavía y si hubiera una razón clara por la cual se debe regresar, tendría mucho más sentido».

«MÁS QUE INCONSISTENTE, ES UNA ESTRATEGIA MUY OPTIMISTA»
Roberto Rodríguez, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que la estrategia que implementó la SEP cumple con las recomendaciones que han hecho Unicef y Unesco respecto a un retorno seguro y que le parece correcta la idea de hacerlo de manera gradual.

Sin embargo, alertó que le parece que todavía es precipitado convocar a regresos inmediatos como se hizo en Campeche, donde tuvieron que frenar el regreso a las aulas.

«Como está el ciclo escolar, está casi a punto de terminar, relativamente, yo creo que lo más conveniente y seguro sería justamente hacerlo hacia agosto, en el inicio del nuevo ciclo escolar, puesto que se tendría una mucho mayor condición de hacer regresos seguros», destacó.

Para el especialista de la UNAM otro tema importante que se debe considerar a profundidad en la estrategia es la recuperación de los aprendizajes perdidos, especialmente en los niños más pequeños, que son los de primer grado escolar.

Ante esta situación, Rodríguez señaló que la estrategia de la SEP para el regreso a clases «más que inconsistente, es muy optimista en el sentido de que con esas medidas, con esas personas, se van a poder garantizar espacios seguros.

«Porque una cosa es decir hay que volver a los centros escolares, espacios limpios, seguros, y otra es la realidad que tenemos en el país, en las escuelas públicas, no en todos los casos existe agua corriente, ya no digas jabón», indicó Rodríguez.

EL RECREO, UN RIESGO PARA LOS NIÑOS, YA SEA EN SALÓN O EN PATIO
En la Guía uno de los principales aspectos es mantener la sana distancia y maximizar los espacios abiertos; sin embargo, hay algunas inconsistencias al respecto, por ejemplo, a la hora del recreo.

Los menores solían salir al patio, al aire libre, para comer y jugar, pero en la Guía de la SEP se indicó que ahora el recreo deberán pasarlo en el salón de clases, que es un espacio cerrado.

Malaquías López Cervantes, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM y vocero para la covid-19, señaló que los niños corren riesgo de contagio si el recreo se hace en el patio o dentro del salón de clases.

A los niños no les puede estar todo el tiempo impidiendo que jueguen con otros niños, entonces si los sacan al patio van a jugar entre ellos y se van a acercar y si se podrían contagiar, entonces es absurdo llevarlos a la escuela y tenerlos sentados en el salón todo el tiempo, mejor que se queden en su casa con su familia

«En ese sentido, estar en un salón mal ventilado sin cubrebocas sí es más riesgo de contagio que andar afuera en el patio, pero andar afuera en el patio cambia el riesgo de contagio porque se ponen a jugar y tiene contacto un niño con otro, entonces es como la espada y el cuchillo», explicó el especialista.

A esto se suman otros riesgos, señaló López Cervantes, como el hecho de que no en todas las escuelas se cuenta de manera regular con los insumos básicos de limpieza, como agua y jabón, que son fundamentales para combatir a la covid-19.

Otro de los peligros es respecto al uso del cubrebocas, que tendrán que usar los menores de seis años en adelante. «Las maestras van a tener un problema serio para tratar de hacer que cumplan, que los niños acepten, pero lo veo muy complicado, si los adultos no lo hemos hecho», indicó López Cervantes.

El especialista de la UNAM explicó que es probable que, si los niños se contagian, muchos sean asintomáticos o desarrollen covid leve, el problema es que no se sabrá hasta que ya haya al menos un caso confirmado en el salón de clases.

De acuerdo con el protocolo de la SEP, si hay un caso sospechoso de coronavirus, ya sea alumno o maestro, todos sus compañeros de clase se irán a casa durante 14 días, pero si alguno de ellos da positivo o hay casos en más de un salón, se suspenderán las actividades en el plantel durante dos semanas.

«Esta tontería eso de los voy a dejar llegar y cuando detecte un enfermo entonces cierro la escuela, lo único que hace es retrasar un poco la decisión, pero igual que en Campeche empiezan, están muy contentos los primeros días y cuando se establece una cadena de transmisión ya les empiezan a aparecer casos», alertó López Cervantes.

SERÍA MÁS VIABLE ESTABLECER UN SEMÁFORO POR ESCUELA: ESPECIALISTA
Para Maldonado Maldonado, la estrategia en materia educativa y de salud sería mejor si se hiciera en lo particular y no en lo general como hasta ahora.

Para lograrlo, explicó que lo más viable sería establecer semáforos por escuela, para señalar que, por ejemplo, a una escuela le faltan medidas de prevención como acceso al agua, problemas de limpieza o que no tiene buena ventilación.

 

La especialista del Cinvestav expresó que le preocupa la estrategia que incluye tres etapas para el regreso a clases presenciales, como se hizo en Campeche, ya que se consideran distintos tipos de escuela que no coinciden con las que hay en la Ciudad de México, por lo que para la capital se tendría que establecer otro modelo.

Hablan de una serie de medidas que podrían estar bien si tuviéramos más escuelas, con más apoyo, con más recursos. Hablan de ciertas estrategias que los profesores tendrían que llevar a cabo, la verdad no sé qué tan viable sea esto. ¿Entonces qué va a pasar con esos grupos donde no regresan esos profesores?

«Una crítica fuerte es que están dejando el diagnóstico a cada maestro y maestra, pero de nuevo, no sabemos si todos van a volver y en el caso de que todos volvieran, necesitamos además de un diagnóstico individual de cada maestro de cómo están sus alumnos, otro tipo de diagnóstico más general de la propia escuela sobre el sector educativo, sobre municipio, alcaldía, los estados y a nivel nacional», señaló.

MJP