Reanudan audiencia donde definen futuro de Alonso Ancira

59

Un juez adscrito al Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, dio inicio a la continuación de audiencia de Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), en la que se definirá si es vinculado a proceso o dejado en libertad por falta de pruebas.

Ancira es acusado del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita relacionado con la compra-venta que efectuó Petróleos Mexicanos (Pemex) a un sobreprecio de más de 200 millones de dólares, según la causa penal 211/2019.

Te puede interesar
LSR-

Juez concede prisión preventiva justificada contra Alonso Ancira

La compra fue aprobada durante la administración de Emilio Ricardo Lozoya Austin, exdirector de Pemex durante la administración de Enrique Peña Nieto.

Ancira, quien fue detenido en mayo de 2019 en Mallorca, España, fue extraditado a México el pasado miércoles en la aeronave Bombardier Challenger 605, matrícula XB-NWD, la misma en que fue trasladado Emilio Lozoya.

Después de llegar a México Alonso Ancira fue llevado al Reclusorio Norte, donde inició la audiencia poco después de las 23:00 del 3 de febrero de 2020. Durante la videoconferencia, Ancira presentó una descomposición en su estado de salud, por lo que se dio un receso para que fuera atendido cerca de las 03:00 del 4 de febrero.

La audiencia se reanudó después de las 14:00. Los Fiscales de la Fiscalía General de la República (FGR) mencionaron parte de las acusaciones para acreditar el delito de lavado de dinero.

La defensa de Ancira solicitó la duplicidad de término para que se defina si es vinculado a proceso hasta dentro de 144 horas, y que mientras, durante dure ese plazo, se le coloqué un brazalete electrónico para su localización, así como el entregar su pasaporte y documentos para evitar salir del país.

También ofreció 2 millones de dólares, la entrega de pasaportes, presentación periódica y que se le ponga brazalete electrónico para no ser recluido.

Sin embargo, la FGR pidió al juez que permaneciera en prisión, ya que se tiene el riesgo de fugarse debido a la capacidad económica que tiene el empresario.

(Luis Ramos)