Quiero acabar con la pobreza y llevarlos a una clase media: la ultraderecha

11

La ultraderecha avanza en el mundo y este 18 y 19 de noviembre México se llevó a cabo la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) México, la reunión de ultraderecha más grande e influyente del mundo, en un hotel de lujo en Santa Fe, en la Ciudad de México, fue con el fin de generar un partido político conservador en México y fortalecer la red transnacional de ultraderecha.

Eduardo Verástegui, un actor mexicano, activista conservador y aliado del expresidente Donald Trump organizó y encabezó la CPAC en México, de agenda nacionalista cristiana y capitalista y que históricamente ha servido de trampolín para los candidatos republicanos en Estados Unidos, con el fin de generar un partido político conservador en México y fortalecer la red transnacional de ultraderecha.

“Estoy usando esto para hacer de este México un mejor país, un país de primer mundo, acabar con la pobreza y llevarlos a una clase media y que esa clase media que se convierta en un trampolín para que todo mundo brinque hacia donde quiera”, declaró Verastegui en la conferencia.

OPINIÓN
AMLO y la ultraderecha
Verástegui dice que “así como Lula fundó el Foro de Sao Paulo con una agenda radical muy fuerte. CPAC se reúne en México para marcar una ruta; es el inicio de un movimiento en defensa de la vida, la familia, las libertades fundamentales que hoy están en juego”.

En su discurso, Eduardo Verástegui, anfitrión de la CPAC arremetió contra el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por su discurso en contra de los conservadores mexicanos.

Hay que recordar que, en agosto de 2022, Eduardo Verástegui participó en Texas en la CPAC, ahí anunció que por primera vez que se organizaría la CPAC México para reunir a líderes conservadores para oponerse a quienes quieren imponer el socialismo en la región.

“Como amantes de la libertad, todos debemos estar preocupados por la expansión del socialismo en América Latina”, dijo en su discurso de ese día Verástegui en referencia a Cuba, Venezuela, Nicaragua, Argentina, Colombia y más recientemente Brasil.

“Nosotros sabemos que el socialismo está trabajando muy duro para conquistar México y Estados Unidos, pero amigos míos… ¡No dejaremos que eso pase jamás!”, añadió el fundador del movimiento católico Viva México.

“SE BUSCAN LÍDERES QUE SE ALINEEN CON SUS VALORES”
El brasileño Eduardo Bolsonaro advirtió que el comunismo no se ha erradicado en Latinoamérica y confió en qué se transite a regímenes con “políticos que realmente representen la voluntad popular”.

“Tenemos esperanza de que un día las cosas se van a cambiar y vamos a tener políticos que realmente representan la voluntad de popular”, expresó en este cónclave de ultraconservadores, celebrado en Santa Fe, al sur de la capital de México.

El hijo del presidente Jair Bolsonaro (2019-2022) dijo que se deben de juntar energías para poner en marcha la lucha por la libertad en Brasil, en México y la región latinoamericana.

“Ustedes que viven aquí en México hace un tiempo con la izquierda, con todo lo que te hace pasando, me acuerdo un montón de que pasó en Brasil”, reflexionó.

El también diputado brasileño señaló la necesidad de garantizar procesos electorales certeros y transparentes, mientras en México se plantea una reforma electoral para impulsar el voto electrónico en los próximos comicios presidenciales de 2024.

Además, enfatizó que “el futuro depende de nosotros”, por lo que instó a hacer el cambio aunque sea “trabajoso”, pues advirtió que la otra opción “es vivir como ellos nos van a mandar a vivir”.

“Imagina que se va a la escuela su hija y cuando vuelve dice: ‘no papá, quiero ser hombre (…) si piensa ‘no quiero mirar esto porque me da muchos dolores de cabeza’, dale, entonces deja que su hijo con 5 o 6 años tal vez vuelva para su casa con una orientación distinta”, dijo.

El diputado federal brasileño anunció al posible candidato de la ultraderecha en México, Eduardo Verastegui, quien lidera la CPAC.

“Eduardo Verástegui es el futuro presidente de México”, enfatizó el brasileño, entre aplausos del público reunido en la capital mexicana y quienes gritaron “¡presidente, presidente! al término de su discurso.

“Imagínate al futuro presidente de México, será un presidente inteligente y guapo”, comentó Bolsonaro.