Prioridad de Piedra son los recortes… ¿y los derechos humanos?

266

La presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra, realizó su primer discurso en el cargo y anunció, en primer lugar, una serie de medidas de austeridad; para luego detallar acciones en materia de derechos humanos.

“Empezamos asumiendo la austeridad como un acto de congruencia con mis principios y de solidaridad con la población más vulnerable, y porque considero que en un país como México el rezago social reclama un ejercicio responsable de los recursos públicos”, dijo Piedra Ibarra en su primera conferencia de prensa, mientras colgaba de su cuello la foto de Jesús Piedra, su hermano desaparecido y, presuntamente, asesinado en la “Guerra Sucia”.

Subrayó que esta austeridad no afectará a las áreas que atienden a las víctimas, sino a los dispendios que se venían cometiendo en la alta burocracia.

Las medidas anunciadas en materia presupuestaria en 20 acciones:

1.- Ningún funcionario público recibirá un sueldo mayor al del presidente, pues se aplicará íntegramente la Ley federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos. De tal modo, que emitirá un manual para precisar el presupuesto de la CNDH y así establecer una reducción de su sueldo, así como el de los mandos de los primeros grupos del tabulador de sueldos, de forma proporcional.

2.- Se buscará un ahorro de más del 30% con las bajas de sueldos, de modo que este ahorro se utilice en las áreas de prioridad de la Comisión, en el área de quejas y en los programas que sean de apoyo directo a las víctimas.

3.- Transparentar el presupuesto y no pelear por más recursos, sino optimizar los que se tienen para aplicarlos a la atención de víctimas directas e indirectas. Eliminar el burocratismo con la revisión de los empleados de confianza.

4.- Total transparencia para la contratación de nuevos servidores públicos, así como en las indemnizaciones de quienes sean separados de sus cargos, empleos o comisiones.

5.- Revisar términos de contratación de trabajadores de intendencia, limpieza y vigilancia, asegurándoles un sueldo más justo y suficiente.

6.- Reducción de gastos de viáticos y gastos al mínimo para mantener los propios de las exigencias del trabajo oficial.

7.- No se harán viajes del extranjero, a menos que sean estrictamente justificados; la partida se reducirá al mínimo.

8.- Revisar contratos de prestación de servicios, entre otros, para valorar si son justificados. Se cancelarán e investigarán los otorgados mediante el influyentismo y la corrupción.

9.- Reducir el número de asesores.

10.- Se eliminarán gastos de comida, eventos y viajes de la presidencia de la Comisión. No habrá celular pagado a cargo del erario. Sin bonos.

11.- Se acaba la partida conocida como “seguro de separación individualizada”.

12.- Revisión de inmuebles de la Comisión, rentados y de su propiedad, para saber su utilidad. No se remodelarán oficinas ni se comprará mobiliario de lujo.

13.- Revisar procedimientos internos de atención a víctimas, para facilitar el acceso. Suprimir estructuras y programas innecesarios.

14.- La presidencia sólo conservará los autos mínimos para sus tareas, los restantes se destinarán a atención de víctimas y otras áreas prioritarias.

15.- Se acaba conflicto de intereses por contratación de familiares de los funcionarios.

16.- Revisar el gasto de publicidad para reducirlo el mínimo, pues nuestra única publicidad será el trabajo.

17.- Evitar gastos de oficina innecesarios y se ahorrará en energía eléctrica, agua, servicios telefónicos, gasolinas e insumos pagados por la Comisión.

18.- Ningún funcionario podrá recibir regalos que valgan más de 5 mil pesos.

19.- No se contratarán servicios externos para realizar investigaciones o análisis que se puedan hacer desde dentro de la Comisión.

20.- Todos los funcionarios de primer nivel presentaremos nuestras declaraciones de bienes patrimoniales y de familiares cercanos.

En una segunda lista, Rosario Piedra Ibarra dio otra serie de medidas con las que busca acercar a la CNDH a la ciudadanía, conformando una “defensoría del pueblo”, a este programa sólo le dio el espacio de 10 acciones inmediatas.

1.- Abatir el rezago como prioridad. Revisar los expedientes rezagados para atenderlos y darles curso.

2.- Fortalecer el Consejo Consultivo e involucrarlo en nuevas tareas. Se dará aviso al Senado para que se inicie el proceso de elección de los nuevos miembros.

3.- Diálogo con todos. Avanzar en la gran reforma de la Comisión, la comunicación permanente directa y permanente con las víctimas, colectivos y el Congreso, de modo que surja una CNDH más eficaz, fortalecida en su misión y con más herramientas que faciliten la interposición de quejas, su proceso y el cumplimiento de sus observaciones y recomendaciones.

4.- La creación de módulos itinerantes en todo el país, así como otros métodos para el acercamiento y acompañamiento de víctimas.

5.- Ajustes al procedimiento de queja. En la actualidad tardan entre 3 y 5 días en ser turnadas a las Visitadurías generales. Por ello, se fortalecerá la Dirección General de Quejas y se clasificarán las quejas para garantizar la atención correspondiente.

6.- Revisar funciones de las áreas de la Comisión, para destinar más horas de trabajo para atención a víctimas.

7.- Se buscará capacitación de las áreas sustantivas de la Comisión, de modo que no se desechen quejas.

8.- Fortalecer las figuras de Visitadores adjuntos, pues actualmente usan la mayoría de su tiempo en cuestiones administrativas.

9.- Combatir la impunidad, que ninguna autoridad deje de resolver una recomendación. Mecanismo de colaboración con las autoridades y comunicaciones eficientes para atender los expedientes de queja.

10.- Revisar la vinculación internacional, con el fin de acabar los viajes onerosos al exterior. Llevar las leyes internacionales a todos y así lograr una cultura de la paz.

“NO MENTÍ AL SENADO”

Sobre las acusaciones del PAN, Piedra aseguró que ni mintió, cumplió con todos los requisitos que se me solicitaron y mi elección fue legal.

La titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos aseguró que no mintió respecto a su militancia partidista en la carta que presentó al Senado en el proceso de elección del ombudsperson.

Aseveró que tiene el respaldo de colectivos, asociaciones civiles y víctimas que exigen el respeto a los derechos humanos y que actuará conforme a la ley.

lrc