¿Por qué hay un problema de armas en Estados Unidos?

106

La masacre de este martes en una escuela primaria de Uvalde (Texas), que resultó en la muerte de 19 niños y dos maestras, ha causado una gran conmoción a nivel nacional y mundial.

En los últimos días, han surgido varias teorías sobre lo que llevó a los acontecimientos de esta semana.

Algunos políticos republicanos, que defienden ferozmente el derecho a portar armas, han asegurado que el tiroteo en Texas está relacionado con una crisis de salud mental que existe en el país.

Sin embargo, legisladores demócratas y distintas personalidades señalan que este es el verdadero problema: la facilidad con la que el atacante consiguió un rifle de asalto que utilizó para matar a 21 personas.

 

LAS ARMAS EN ESTADOS UNIDOS
El diario The New York Times analizó los tiroteos públicos en países desarrollados en los que murieron cuatro personas o más entre 1998 y 2019.

Estados Unidos se encuentra en primer lugar (con 101 tiroteos de este tipo), superando por mucho a los países que le siguen, Francia (con ocho) y Alemania (con cinco).

Según estudios citados por el diario, hay más muertes por armas de fuego en los lugares en donde hay más armas. Esto es cierto en casos de homicidios, suicidios, tiroteos masivos y tiroteos policiales.

“Es una idea intuitiva: si las armas están más disponibles, la gente las usará más a menudo”, escribe el periodista German Lopez. “Si se sustituyera ´armas´ en esa frase por otro sustantivo, sería tan obvio como banal”.

Los rostros de las víctimas de la masacre de Texas

La Segunda Enmienda protege el derecho a tener y portar armas en Estados Unidos. Por ello, es muy fácil obtener estos artefactos en ciertos estados.

Texas es uno de ellos: tan solo el año pasado, aprobó una ley que permite a sus residentes el libre porte de pistolas y revólveres sin necesidad de obtener una licencia o tomar capacitaciones de algún tipo.

Esto sucedió en el tiroteo de esta semana: el atacante, identificado como Salvador “N”, compró dos rifles de asalto y cientos de municiones en cuanto cumplió 18 años.

 

UN PROBLEMA DE CONTROL
“Otra masacre en una escuela primaria de Texas”, dijo el presidente, Joe Biden, en un discurso este mismo martes.

“Como nación, tenemos que preguntarnos: ¿Cuándo, en nombre de Dios, vamos a enfrentarnos al lobby de las armas?”, agregó, con la voz temblorosa. “Estoy harto de ello. Tenemos que actuar. Y no me digan que no podemos influir en esta carnicería”.

Y añadió: “Por el amor de Dios, tenemos que tener el valor de enfrentarnos a la industria”.

Pero pasar medidas para restringir las armas ha sido complicado para los demócratas, debido al apoyo que existe entre los republicanos hacia la Segunda Enmienda.

Muchos de los candidatos conservadores que se presentarán para las elecciones intermediarias de noviembre incluso han utilizado las armas de fuego como temas de conversación o motivos visuales en sus anuncios de campaña.

Sin embargo, los demócratas intentarán forzar un voto sobre el control de las armas en junio.

Su líder en el Senado, Chuck Schumer, aseguró que, pese a su “profundo escepticismo”, tiene la esperanza de que se llegue a un pacto para “reducir la violencia armada” en el país.

 

ACV