Personal de la salud en México enfrenta covid-19 con bajos salarios

210

La primera línea de mitigación de coronavirus (covid-19) es el personal de salud, quienes en México sufren de bajos salarios y altas exigencias, de acuerdo con una investigación del Instituto Belisario Domínguez (IBD) titulada «Las remuneraciones del personal de la salud en México: entre el amor al arte y los esfuerzos débilmente recompensados».

La investigación, elaborada por Patricia Patiño Fierro y César Giles Navarro, señala que los médicos y enfermeras no solo ganan menos que en las economías más avanzadas del mundo, sino que también perciben menores ingresos en comparación con países que tienen un nivel de desarrollo similar al de México.

En México los médicos ganan en promedio 16 mil 146 pesos mensuales, lo que representa casi una tercera parte del salario promedio de esta profesión en países como Brasil y España.

Mientras que el personal de enfermería, por su parte, gana en promedio 9 mil 909 pesos al mes, esto es, menos de la mitad de lo que ganan las enfermeras en Chile o Italia.

«Esta discrepancia salarial no es nueva, sino que forma parte de los rezagos estructurales e históricos de nuestro sistema en general y de manera particular en el de salud y que saltan a la vista en el contexto de la pandemia del covid-19», refiere la investigación.

El estudio destaca que el presidente Andrés Manuel López Obrador han llevado a cabo diversas acciones para mejorar las condiciones laborales del personal de la salud que contempla la basificación de 87 mil trabajadores del sector salud que no contaban con contrato.

Sin embargo, las remuneraciones del personal de la salud en México no corresponden con su nivel de responsabilidades, ni con sus años de estudios, ni con las duras jornadas de trabajo que cumplen, ni tampoco con el nivel de respeto y confianza que tienen ante la sociedad, se lee en el documento del IBD.

Ante esto, la investigación sugiere aligerar su carga de trabajo, atendiendo las indicaciones de la Jornada Nacional de Sana Distancia y contribuyendo en lo que está a nuestro alcance para aplanar la curva de contagios.

Por otra parte, el estudio exige que se le dote al personal de la salud del equipo de protección para que puedan cumplir con su labor con el menor riesgo de contagio posible.

Y llama a las autoridades a otorgar incentivos económicos al personal de salud que se encuentra prestando sus servicios durante la crisis.

(Rodrigo Gutiérrez)