Periodista narra la ocasión en que Alejandro Basteri lo hizo encapuchar

51

CIUDAD DE MÉXICO 2 DE JULIO DE 2022 (AGENCIA MÉXICO).- El periodista Víctor Hugo Sánchez relató varios detalles de la peculiar forma en que pudo charlar por última vez con Luis Miguel, luego de ser uno de los reporteros que lo siguió en su carrera por varios años.

“Con Luis Miguel estuve del 87 al 95, viajé con él a Monte Carlo, en la serie de televisión cuando dicen dale la exclusiva de la separación de Luisito Rey con Luis Miguel, dásela a Humberto Rivas del Heraldo, soy Humberto Rivas, y entro a casa de Luis Miguel en 1989, cuando él cumple 18 años y lo empezamos a entrevistar, en aquellos casos no había estas cosas, entonces yo apuntaba con mi libreta y por la diferencia de edades como que le caigo bien”, inició su plática Sánchez durante su asistencia al programa Me lo dijo Adela.

“Luis Miguel me empieza a contar que se iba a separar del papá, que el papá se iba a desarrollar nuevos proyectos a España, que él se iba a hacer cargo de su gira, de sus discos, de su ropa, de todo, esa es la parte oficial. Cierro la libreta, y me dice Luis Miguel ‘¿no gustas un whisky?’, yo ni bebía, pero dije ‘es como tomarte un whisky con Elvis Presley’, entonces no fueron 1, fueron como 5, al quinto ya estábamos medio chiles, y me dice ‘no sabes lo que daría por tener tu vida’, yo dije ‘no mam#s’, o sea no inventes, y sale una rubia desnuda a la cocina, regresa con un vaso con agua y le dije ‘yo no tengo este penthouse, yo no tengo a esta rubia, no inventes’, (me dice) ‘no sabes lo que daría por cenar con mi familia en Navidad’, y se le empieza a salir una lagrimilla, como yo soy pésimo para ver llorar a nadie, dije esto se va a descontrolar, yo me voy, me retiro, me hubiera quedado un whisky más y él me hubiera contado la tragedia que estaba viviendo, y qué bueno que no lo hizo, porque de ahí se desarrolló una relación muy padre reportero-artista de 8 años”, le contó Víctor Hugo a Adela Micha.

Tras señalar que la serie del intérprete de “La Incondicional” es muy apegada a su vida, el periodista reveló el motivo por el que Luis Miguel es muy hermético con la prensa. “Cuando Claudia de Icaza saca el libro de la vida privada de Luis Miguel, la biografía no autorizada, él empieza a ser más reacio con la prensa. Nos llevan a Monte Carlo porque le entregaban a él un premio […] nos llevan al Norte de Monterrey, todavía no existía el Reforma, al Universal, a Notimex y al Heraldo de México, nos llevan una semana todo pagado, y solamente íbamos a ver a Luis Miguel el jueves de 2 a 4 para darnos una entrevista”.

Después de confesar que uno de los representantes de Luis Miguel les pidió no preguntarle por Marcela Basteri, el periodista relató que la entrevista no inició hasta que el cantante se había tomado 3 botellas de champaña. “Se quita la corbata, como que se arrana, dice ‘ya estoy cómodo’, y nos platicaba que las novias y que el disco […] y de repente mi querido Ernesto Hernández Villegas, ya llevábamos como 3 horas y 6 botellas de champaña, de repente dice ‘oye Micky, ¿qué nos puedes contar de tu mamá?’. Ni gracias dijo, ni la foto del recuerdo, se fue”.

Acto seguido, Víctor Hugo Sánchez recalcó: “Este es el tema de que Luis Miguel no quiera dar entrevistas nunca y si ya contó su vida a través de Netflix, ¿qué más queremos preguntarle?, ya lo dijo todo”.

Luego de perder contacto con el artista por irse a otro puesto de trabajo, Víctor contó que hace algunos años pudo reencontrarse con ‘El Sol de México’.

“Hace 8 años me llaman por teléfono y me dicen ‘soy fulano de tal, te hablo de parte de Alejandro Basteri, que si quieres comer con él. Voy a Polanco, al Santino, llega este cuate, pero nunca llega Alejandro Basteri, me dice ‘no es que vamos a cenar con él’, ¿y dónde vamos a cenar?, ‘en Puebla’ (me responde), y yo ‘¿es en serio?, sí nos vamos ahorita (me dijo)”, detalló.

“Llegando a Puebla, esto que les cuento es real, me dice ‘te voy a pedir un favor ponte esta capucha’, dije ya estoy aquí, me pongo la capucha, llegamos a una casa, me bajan, entramos, me quitan la capucha, y Alejandro Basteri con una computadora así (grande), me dice ‘ahorita nos vamos a cenar, gracias por aceptar la invitación’. Nos trepamos a la camioneta, otra vez con la capucha para que no viera la dirección de la casa ni el restaurante, nos meten a un privado, estábamos cenando, y Alejandro me decía que estaba muy agradecido porque yo había hablado bien de él en un programa de TV Azteca”.

Sobre su plática con Luis Miguel, el periodista relató: “Cuando ya estábamos en el café […] y en eso marca él un teléfono y dice ‘sí estoy aquí con él’, te lo pasó, era Luis Miguel, y me dice ‘Oye Víctor Hugo, te quiero agradecer, en gran parte de mi carrera estuviste presente, y ahora siempre hablas bien de nosotros, de mi hermano y de mí, muchas gracias’, le dije ‘qué gusto saludarte’, y le pasó el teléfono (a Alejandro)”.

Finalmente, Víctor Hugo Sánchez aseguró que no se atrevió a pedirle algún número de teléfono o si quiera a seguir teniendo contacto con él porque sabe cómo es Luis Miguel al respecto.