Narcopolítica preocupa, hay que combatir seudoesferas de poder: Maru Campos

83

César Duarte estuvo prófugo en Estados Unidos por varios años, acusado por presuntos actos de corrupción por parte de su sucesor, el panista Javier Corral Jurado. Pero ambos, el priista y el panista ahora están en la mira de Maru Campos, actual gobernadora de Chihuahua.

En entrevista con La Silla Rota, Maru Campos sostiene que es positivo para los chihuahuenses y para los mexicanos la extradición de César Duarte y no descarta que, derivado del proceso y las investigaciones, puedan caer otros personajes políticos ligados a esa trama.

Es una bocanada no solo para los chihuahuenses, sino para todos los mexicanos, de que las instituciones pueden trabajar conforme a sus facultades y obligaciones. Que debemos de confiar en las instituciones

-¿Qué esperar para el futuro con Duarte?

-Hay audiencias en las que la Fiscalía General del estado pide la prisión preventiva cautelar para el imputado y el resultado de la audiencia traerá mucha luz para lo que sigue. De entrada, el proceso judicial por el cual se le giró orden de aprehensión al exgobernador Duarte que data desde 2019.

-Sin decir nombres, ¿otros personajes tendrían que preocuparse por el hecho de que César Duarte ya esté en México? ¿Habrá más implicados en esta trama política de corrupción y criminal?

-No lo dudo que vaya a haber mucha más información y pueda servir para elementos y armar el rompecabezas de otros casos que están sin terminar, de otros expedientes, pero habrá que esperar. Apenas llegó el exgobernador y se le estuvo buscando cinco años y hay mucho de por medio, habrá que esperar que se desahogue.

-¿Cómo entender que sigamos viendo estas actitudes de corrupción, crimen, desde las altas esferas del poder político?

-Creo mucho en pesos y contrapesos, creo en la cultura política y creo que esto justamente como te decía que es una bocanada de aire fresco, creo que esto nos ayuda a generar una cultura política democrática donde los ciudadanos participen y denuncien, sean parte de las cosas públicas. Tenemos elecciones este domingo y lo primero es ser parte de este suceso y ser parte de la cosa pública, tomar decisiones para hacer que las cosas como estas que vimos con el imputado no sucedan, es muy difícil el tema del combate a la corrupción, pero al final de cuentas es una tarea permanente con la cual tenemos que luchar los mexicanos y no solamente nosotros, en cualquier país del mundo, es tarea de todos los días…

-Es decir, no estamos condenados a tener gobernantes o políticos corruptos…

-Claro que no, claro que no. Las instituciones se van fortaleciendo y las instituciones pueden dar un giro y estoy segura que es un momento importante de empezar a sembrar esta esperanza y de lucha anticorrupción, de sembrar honestidad, al trabajo y a unas políticas públicas bien diseñadas, con resultados, que les siembren a las causas. Y hacer causa común con los ciudadanos, estamos en torno al mismo objetivo y justo esa causa puede ser esta de combatir a la corrupción. Hoy más que un problema, es una catástrofe lo que está sucediendo en el país, es un área de oportunidad muy grande la que tenemos y las nuevas generaciones.

-En el caso de Chihuahua, va arrancando este gobierno, ¿encontraste sorpresas en ese sentido, en la administración pública?

-¡Uy sí! Encontré un desorden financiero muy grande. Chihuahua tiene una deuda per cápita más grande del país, que son 84 mil millones de pesos y aunado a eso un desorden financiero que nadie hubiese imaginado, que no lo recibimos en la entrega recepción, sino hasta que entramos. Imagínate que de entrada 10 pesos que ingresaban como ingreso propio, algo que le cuesta mucho trabajo ganar a los mexicanos y a los chihuahuenses, pues de esos 10 pesos, solamente tres pesos se contabilizaban y plasmaban en la Ley de Ingresos.

 

Los otros siete pesos se fugaban a través de organismos descentralizados. Entonces la labor tan loable del exgobernador Javier Corral de perseguir al hoy imputado, pues fue una labor obviamente de reconocerse, muy loable, muy generosa, pero creo que el tema iba más allá de perseguir a César Duarte, el tema iba en cuanto a poner orden en casa, poner orden las finanzas públicas.

-El hecho de que haya una mala administración, ¿eso también es corrupción?

-Claro, el pagarle a un funcionario público para que no haga nada, pagarle a un funcionario público para que omita o que genere un rezago tremendo. Por ejemplo, cuando llegamos nos encontramos con siete mil bancas de escuelas abandonadas en bodegas y estaban abandonadas porque traían el logo del anterior gobierno. Y bueno, eso es una barbaridad.

Nos encontramos dos aceleradores lineales que los niños y en general los adultos que tenían cáncer los pudieran usar, el acelerador lineal es un equipo que sobrepasa la fuerza de una quimioterapia y estaban abandonados en una bodega porque habían sido comprados por la anterior administración. Nos encontramos 200 millones de pesos de medicinas caducas en tiempo de pandemia por covid. Entonces eso es corrupción. O contratar créditos de corto plazo a tasas a más del cinco o hasta del seis por ciento cuando le genera al Estado un pago anual de 800 millones de pesos, eso es corrupción. Entonces, el señor es como muy incongruente. Por un lado, sí, ya César Duarte decir que eso es perseguir la corrupción, pero no volteó a ver lo que tenía a su lado, interiormente, que tenía que arreglar y lo dejó de lado.

-Hubo corrupción con César Duarte, pero también con Javier Corral…

-Dos tipos distintos de corrupción, pero por supuesto que también hubo corrupción con Javier Corral. Les digo que es como el cuento este del príncipe que todos alababan e iba por las calles con trajes muy finos y elegantes, hasta que un niño se atreve a decirle “oye, pero si el príncipe va completamente desnudo”. Esa es la mejor metáfora que podemos utilizar para el ex gobernador Javier Corral. Un hombre que sentía que estaba combatiendo la corrupción con esos trajes tan finos y elegantes cuando realmente no estaba haciendo absolutamente nada por la corrupción, al contrario, la estaba generando.

-Y por supuesto, sea quien sea, va a pagarlo, habrá investigaciones…

-Así es, así es.

-César Duarte ya está en prisión en Chihuahua, en un proceso, ¿podríamos ver lo mismo con Javier Corral?

-Pues tal vez es muy temprano y tampoco me gustaría hablar mucho de lo que hay en cuanto al ex gobernador Javier Corral, pero otra vez, repito: ni perdón ni olvido a los ex gobernadores del estado de Chihuahua.

-¿Qué tanto preocupa a Maru Campos el tema de la violencia y ésta asociada al crimen organizado, al narcotráfico?

-Todo, todos nuestros esfuerzos están enfocados en el tema de la seguridad pública, en el tema de salud y en el tema de reactivación económica. En el tema de seguridad ha sido una prioridad para nosotros y por eso justamente hace dos días trasladamos la Secretaría de Seguridad Pública a Ciudad Juárez para enviar un mensaje muy claro y muy contundente a los juarenses ya los generadores de violencia: decirles que estamos en presencia y que estamos implementando una inversión de cuatro mil millones de pesos en cámaras, tablets para patrullas, la dignificación de los cuerpos policiacos. Drones, antidrones, es un sistema tecnológico avanzado, ya no es un C5, es un C6, es para inhibir el delito y nos permitirá saber quién está cometiendo el delito y ser muy asertivos en el combate.

-¿Qué tanto preocupa la narco política?

-Mucho, y aquí quiero ser muy contundente. En lo que concierne a nuestra área, al gobierno del estado dejar claro un mensaje por parte de la gobernadora que en cuanto al tema de la narcopolítica y de la corrupción hay cero tolerancia, necesitamos trabajar fuera de estas seudoesferas de poder y tenemos que, al contrario, enviar un mensaje a estos generadores de violencia de que hay fuerza del estado, porque sí la existe, se han logrado reducir los índices de violencia y los generadores de violencia han disminuido sus ataques ante la sociedad civil y cuerpos policiales. Esto tiene que volver a suceder y trabajar de forma pacífica y que la gente pueda vivir y trabajar en paz.