Morena y aliados aprueban Ley de Juicio Político en San Lázaro

119

En su primer día de sesiones, los diputados federales de Morena y los partidos Verde y del Trabajo avalaron por mayoría simple (con 273 votos) la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia, que presentó Morena en julio durante el receso del Congreso. La oposición reunió 220 votos.

Esta es una de las iniciativas cuyo trámite se ha agilizado en términos legislativos, pues en 5 semanas se convirtió en ley cuando otras iniciativas han tardado meses y hasta años.

En general, las bancadas de la 4T justificaron que el tema era de urgente resolución y dispensaron todos los trámites parlamentarios.

A pesar de que la oposición conformada por PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano presentaron 4 mociones suspensivas que argumentaron irresponsabilidad legislativa, Morena y sus aliados impusieron su mayoría y las rechazaron todas.

El emecista Salvador Caro advirtió que llevarían el tema a la Corte; y aunque propuso agregar otros puntos al dictamen, la 4T lo rechazó. “Entremos a la no prescripción de las causales de juicio político por corrupción”, dijo, y propuso agregar la modalidad de “inhabilitación perpetua”.

En su turno, el panista Jorge Triana expuso que con este dictamen se debían atacar casos contra la corrupción como el del titular de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett. Pero su límite de tiempo en tribuna quedó rebasado y el mismo tiempo el presidente de la Mesa Directiva, el morenista Sergio Gutiérrez, ordenó retirar el sonido de su micrófono.

¿QUE DIJERON?

El debate parlamentario comenzó cerca de la medianoche. En un promedio de tres horas avalaron el dictamen que heredó la 64 legislatura.

El priista Marco Antonio Mendoza acusó que el dictamen “es un albazo de Morena que violenta el debido proceso y atenta contra la separación de poderes… No se trata de un instrumento jurídico sino de un instrumento político”.

La diputada panista Saraí Gómez acusó que de aprobar esta ley, se convertirá en un instrumento de venganza y persecución política.

En general morenistas y petistas defendieron que esta ley “tiene como objetivo combatir la corrupción y la impunidad sin cortapisas”, dijo la diputada Aleida Alavez.

Pablo Amílcar Sandoval, hermano de la ex Secretaria de la Función Pública Irma Eréndira, subió por primera vez a tribuna y defendió que el dictamen reglamenta “la posibilidad de castigar al titular del Ejecutivo… Y es algo inédito en el mundo”.

Sin embargo, este dictamen plantea que el juicio político no sea solo para el presidente sino también para miembros del Poder Legislativo, Judicial así como miembros de las judicaturas y organismos autónomos.

De ahí que los partidos de oposición advirtieron su uso con fines políticos, pues no descartan que con esta nueva ley se pretende concretar el juicio político que Morena ha referido en los últimos meses contra consejeros del Instituto Nacional Electoral.

Esta ley aprobada permite, entre otros, que cualquier ciudadano pueda interponer una denuncia contra funcionarios públicos. Y señala que tras la revisión de estás la Cámara de Diputados conservará sus funciones relativas al juicio político mientras que la Cámara de Senadores fungirá como Jurado de Sentencia.

Entre las funciones permitirá la inhabilitación en el servicio público de 10 a 30 años. La minuta fue enviada al Senado.

LOS ANTECEDENTES

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó que este miércoles, tras la sesión general en la que los partidos políticos marcarán su postura frente al Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, dispensaran trámites para inmediatamente discutir y votar el dictamen de la Ley de Juicio Político.

Se contempla que la sesión iniciará a las 17:00 horas y que pueda concluir, con las participaciones de todos los partidos políticos por el informe de López Obrador, solo dos horas después para, inmediatamente, comenzar la primera sesión ordinaria de la 65 Legislatura.

La agenda de la Cámara de Diputados, que se dio a conocer a noche de este martes, incluye que se le dispensen los trámites a la ley presentada por Morena a finales de la 64 Legislatura y con la que se pretende sustituir la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

La propuesta de ley, hecha por el diputado de Morena Rubén Cayetano, pretende ampliar las capacidades del Poder Legislativo federal para entablar un juicio político contra los integrantes de organismos autónomos, como el propio partido en el poder ha amenazado hacer con los consejeros del INE Ciro Murayama y el consejero presidente, Lorenzo Córdova.

Con ambos, la autodenominada “cuatroté” ha tenido varios desencuentros, luego de que retiraran a dos de sus perfiles fuertes para la candidaturas de Guerrero (Félix Salgado Macedonio) y Michoacán (Raúl Morón); y acusaran al INE de bloquear y “no promocionar lo suficiente”, la consulta popular del pasado 1 de agosto, que Morena aseguró era “sobre el juicio a expresidentes”.

Para este miércoles, el pleno de San Lázaro también contempla la discusión y aprobación del Reglamento de Contingencia Sanitaria, para esta nueva Legislatura, pues en la anterior se aprobó en el contexto de la pandemia por covid-19, el formato de sesiones semipresenciales.

La iniciativa de Ley de Juicio Político fue presentada por Morena el 20 de julio, durante una sesión de la Comisión Permanente del Congreso.

El tema causó polémica entre los partidos de oposición, porque los grupos parlamentarios de la mayoría agilizaron su turno a comisiones y elaboración de dictamen en San Lázaro. Aunque intentaron aprobarlo en un periodo extraordinario, los últimos días de agosto, el tema quedó entrampado.

Con los votos de las bancadas del PRI, PAN y PRD se impidió llamar a un periodo extraordinario. Por esa razón morena y las bancadas del Partido Verde y del Trabajo colocaron este tema como prioritario en la nueva agenda del Congreso.

ACZ