“Metieron tijera” a capacitación de controladores aéreos del AICM, denuncian

78

Desde diciembre pasado, un juez de Distrito en Materia Administrativa aceptó a estudio un amparo solicitado por un grupo de trabajadores aéreos de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) en el Valle de México, en el que denuncian que, los nuevos controladores (radar ruta y de terminal) que ingresaron en 2020, solo recibieron cinco días de capacitación, cuando los manuales establecen que deben tener un adiestramiento de entre 8 y 12 semanas.

Los señalamientos nunca fueron tomados en cuenta, a pesar que existe un riesgo latente de un percance en el espacio aéreo del Valle de México, principalmente en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

De acuerdo con el amparo presentado en el juzgado Decimotercero Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, los trabajadores también exponen la explotación laboral e irregularidades de Raúl Gumersindo Campilla Gómez, coordinador Regional de Servicios de Tránsito Aéreo en SENEAM, así como Areli Gallardo Arteaga, quien tiene el cargo de coordinadora de Meteorología y Telecomunicaciones Aeronáuticas, pero realiza funciones de jefa del Centro de Control México.

“Solicitamos su intervención para que se analice y se investigue los procedimientos implantados por el C.T.A. Raúl Gumersindo Campilla Gómez y la C.TA. Areli Gallardo Arteaga que contravienen reiteradamente lo establecido en la circular obligatoria CO AV-09.6/07 R1 ´Factores Humanos en la Aviación” y en la circular ATS/MET – 01/20 ‘Criterios para la evaluación del entrenamiento en vivo y familiarización en el puesto de trabajo del personal de los servicios ATS y MET'”.

Los empleados inconformes, quienes esperan la resolución del juez, aseguran que los ascensos se llevaron a cabo sin cumplir con los “Criterios para la evaluación del entrenamiento en vivo y familiarización en el puesto de trabajo del personal de los servicios ATS (Servicios de Tránsito Aéreo) y MET (Meteorología Aeronáutica)”.

“Queremos manifestar el hecho de que desde mediados de 2020 en el Centro de Control México se dieron una serie de ascensos para ocupar las posiciones de controlador radar ruta y controlador radar terminal. Dichos ascensos debieron de cumplir con los procesos de capacitación establecidos en la circular ATS/MET 01/20 “Criterios para la evaluación del entrenamiento en vivo y familiarización en el puesto de trabajo del personal de los servicios ATS y MET´ que en lo relativo a los tiempos de capacitación establece: la duración de la capacitación será la correspondiente a la categoría de la unidad ATC (de acuerdo a las establecidas en el Manual de Planificación de los Servicios de Tránsito Aéreo por número de operaciones)”.

La capacitación de cada aspirante a controlador es de 12 semanas (60 días denominados turnos) de práctica en vivo; sin embargo, según los trabajadores que solicitaron el amparo, el personal que fue sometido a los cursos, solo recibió solo cinco días con 14 horas de capacitación (doble turno); es decir 10 turnos de capacitación. Con ello, de 60 días obligatorios de capacitación, únicamente se les dieron 10 días.

“Los 5 días de capacitación que recibió el personal que ascendió en 2020, que correspondió a 10 turnos, según el personal a cargo de este proceso, no cumplió ni siquiera con los 15 turnos que contempla la circular ATS/MET -01/20 como tiempo mínimo”.

Documentos públicos en la lista de acuerdos del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), indican que las inconsistencias fueron expuestas a Víctor Manuel Hernández Sandoval, ex director del SENEAM, quien renunció al cargo el pasado fin de semana, luego de que se diera a conocer un video en el que se observa una inminente colisión entre dos aeronaves, una en tierra y otra por aterrizar.

Las dos aeronaves son la N545VL (Airbus A320) vuelo VOC 4069, que iba a despegar con destino a Guatemala; y la aeronave que ingresó a la pista 05, XA-VRV (Airbus A320) vuelo VOI 799, procedente de Mazatlán, Sinaloa.

“Sobre esta situación, el incumplimiento de los tiempos de capacitación y la incongruencia entre los rangos máximos y mínimos en el tiempo de capacitación se le informó en su momento al director general de SENEAM C.T.A. Víctor Manuel Hernández Sandoval y nunca se tuvo respuesta”.

En el amparo, que es analizado por el juez, el grupo de trabajadores del SENEAM, asegura que los ascensos del personal en 2020, se efectuó sin los protocolos establecidos que les permitiera adquirir experiencia para un buen funcionamiento del espacio aéreo en la Valle de México, así como para la toma de decisiones en caso de ser necesario.

“El tiempo y las condiciones bajo las cuales se llevaron a cabo los ascensos del personal durante 2020 no permitieron a éstos asimilar las condiciones y la información para desarrollar la pericia y conocimientos necesarios. Cabe señalar que el dominio de las posiciones de control requiere de práctica y observación constante durante un tiempo prolongado de las condiciones operativas, los factores climáticos y diversos escenarios para tener un conocimiento adecuado y poder llevar a cabo las tomas de decisiones, la ejecución de planes y la solución de problemas que requiere el control de tránsito aéreo”.

NUEVOS CONTROLADORES AÉREOS: SIN CONOCIMIENTOS

Las inconsistencias que argumentan los peticionarios del amparo que fue aceptado a trámite en el juzgado Decimotercero Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, relatan que, los nuevos controladores ascendidos por Raúl Gumersindo Campilla Gómez y Areli Gallardo Arteaga a instructores de práctica en vivo para personal que aspira a obtener una habilitación de radar o radar terminal sin contar con los conocimientos básicos.

“En este escenario se tiene personal que, por un lado, no cubrió el mínimo de tiempo de capacitación establecido en la circular respectiva y, por otro lado, fue ascendido a un puesto de confianza en muy poco tiempo, por lo que no tiene la experiencia necesaria en las posiciones de control y ahora, se está encargando de capacitar a controladores en posiciones en las que el tiempo que tuvieron para conocer los potenciales escenarios para desempeñarse en ellas y adquirir la familiarización y habilidades necesarias fue prácticamente nulo”.

En el escrito que presentó el grupo de trabajadores del SENEAM para solicitar el amparo, detallan que las condiciones de trabajo a las que se enfrentan obligan a los controladores a tener la capacitación adecuada para en caso de ser necesario, tomar las decisiones adecuadas para evitar un percance.

“El proceso de capacitación de práctica en vivo, además de los conocimientos sobre lo que se está instruyendo, obliga a tener un mayor estado de alerta y atención, toda vez que se debe saber identificar de forma inmediata si es necesario intervenir ante la inseguridad o duda del personal que está siendo capacitado, lamentablemente dado la fatiga y el cansancio al que está siendo sometido este reducido grupo de controladores, se han presentado casos en los que alguno de ellos se quedan dormidos mientras están a cargo de personal en capacitación. Adicionalmente, varios de estos controladores, sobre trabajados, fatigados y faltos de experiencia, también están a cargo de impartir la capacitación teórica y aplicar las evaluaciones correspondientes al personal de controladores de tránsito aéreo que están retornando sus labores después del resguardo consecuencia de la contingencia sanitaria”.