Más inconsistencias en el ISSSTE: 62% del gasto lo adjudican de manera directa

200

Más del 62% del gasto en compras que hace el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) son adjudicaciones directas con opacidad, así lo determinó la Secretaría de la Función Pública (SFP) en una nueva auditoría realizada al organismo de salud pública.

Además, en 2019, el ISSSTE compró compresoras, bombas de vacío, generadores, así como equipos de aire acondicionado con un valor de 112 millones de pesos, para mejorar los servicios de hospitales en Guerrero, Morelos, Ciudad de México y Guanajuato, pero hoy aparecen como equipo en desuso o se desconoce dónde están.

En la revisión a la Dirección Normativa de Administración y Finanzas, así como a la Subdirección de Recursos Materiales y Servicios, la Función Pública detectó las inconsistencias en cinco contratos.

La auditoría menciona que en la revisión al contrato AD-DNAF-SRMyS/JSA-009/2019 efectuado con “Comercializadora Internacional de Compresores S.A de C.V”, se identificó un contrato para la adquisición de 39 compresores y tres bombas de vacío para ser instalados en diferentes hospitales.

imagen placeholder

Al verificar la instalación de los equipos, la SFP determinó que en el Hospital General de Acapulco y el Regional Centenario de la Revolución Mexicana, se recibieron los equipos; sin embargo, no están en uso.

“Se comprobó la recepción de los equipos, los días 21 y 27 de noviembre de 2019 respectivamente, de los cuales al momento de la inspección física (27 de febrero 2020) se observó que el primero no estaba operando por fugas en la instalación del hospital. El costo del equipo es de 957 mil pesos y el segundo equipo no había sido instalado, éste tiene un costo de 1 millón 107 mil 800 pesos”.

ISSSTE by La Silla Rota on Scribd

Ante las inconsistencias detectadas se llevó a cabo la revisión de los equipos restantes, lo que llevó a los auditores a detectar que el equipo compresor enviado al Hospital General “Dr. Daniel Gurría Urgell” en Villahermosa, Tabasco, y el cual tuvo un precio de 1 millón 86 mil 340 pesos, no está instalado.

En el caso de 30 equipos más, se constató que se encuentran en funciones, “sin embargo, las documentaciones de dos ellos presentan irregularidades consistentes en que, en un caso se firmó la recepción sin contar con el equipo físicamente, y en el segundo caso se instaló un equipo de menor capacidad a la que tenía la unidad médica”.

Durante la revisión a un segundo contrato (AD-DNAF-SRMyS/JSA-008/2019) que se llevó a cabo con la empresa “CVlayton de México S.A de C.V para el periodo del 27 de septiembre al 15 de diciembre de 2019, se detectó que 22 de los 30 generadores de vapor adquiridos no están dando servicio.

“En resumen, de los 30 generadores de vapor contratados, 22 no se encuentran operando y de 2 no se proporcionaron información, cuyos montos suman 47 millones 163 mil pesos con el IVA incluido”, menciona la auditoría.

Algunos de los motivos que han originado el desuso de los equipos, es que los anteriores funcionaban con diésel, por el incumplimiento del proveedor de los Hospitales de Iguala y General de Acapulco, Guerrero, así como actas de entrega-recepción apócrifas en el caso del Regional de León, Guanajuato.

“Las características de los generadores de vapor adquiridos, no corresponden a las instalaciones existentes en las unidades médicas (los anteriores funcionaban con diésel y los recién adquiridos con gas. Otro punto a detallar es que existen cinco Actas de Entrega Recepción proporcionadas por las Unidades Médicas, las cuales no coinciden con las Actas de Entrega Recepción presentadas por la Subdirección de Recursos Materiales y Servicios”.
62 MDP POR AIRE ACONDICIONADO QUE NO SIRVE

Al revisar el contrato AD-DNAF-SRMyS/JSA-021/2019, firmado con el ISSSTE con “Grupo Comercial Refriclimas S.A. de C.V.” para la adquisición de 20 equipos de aire acondicionado tipo CHILLER (enfriadores de agua) por un monto de 62 millones 221 mil 679 pesos, se detectó que ninguno de ellos está en funcionamiento.

La Secretaría de la Función Pública detectó que seis equipos que se compraron para cinco hospitales de distintas entidades del país no fueron instalados, además de que no existe ningún documento de entrega recepción.

“Al respecto, se seleccionaron seis equipos de aire acondicionado en cinco unidades médicas, para verificar físicamente el cumplimiento de las cláusulas contractuales, obteniendo que ninguno de los equipos se encuentra en las unidades médicas, así como tampoco se proporcionó la documentación que sustente la entrega, instalación y puesta en operación de los equipos, capacitación y mantenimiento a lo estipulado contractualmente”.

Las inconsistencias llevaron a los auditores a solicitar las condiciones de los 14 equipos restantes. En respuesta, las autoridades del ISSSTE les notificaron que ocho de ellos no fueron instalados y en seis casos más no proporcionaron información.

“En resumen, de los 20 equipos de aire acondicionado con montos que suman 62 millones 22 mil 679 pesos, 14 no se encuentran instalados y operando; de los seis restantes no proporcionaron información”.

imagen placeholder

FAVORECEN ADJUDICACIONES DIRECTAS

Las inconsistencias detectadas por la Secretaría de la Función Pública en el ISSSTE incluyen recursos públicos destinados a contratos de adjudicación directa.

“Del análisis a la información proporcionada por la Dirección Normativa de Administración y Finanzas, durante el ejercicio 2019 celebró un total de mil 631 contratos derivados de procedimientos de contratación mediante: Licitación Pública, invitación a cuando menos Tres Personas y Adjudicación directa, por un importe total de 26 mil 575 millones 73 mil pesos, del cual 16 mil 639 millones 884 mil 505 pesos, es decir, el 62.61 %, corresponde a adjudicaciones directas”.

La revisión que llevó a cabo la SFP indica que, de los más de 16 mil millones de pesos en adjudicaciones directas, 4 mil 657 millones 494 mil 117 pesos fueron ejercidos por la Subdirección de Recursos Materiales y Servicios a través de 422 contratos.

La Subdirección de Abasto de Insumos Médicos, a través de las Jefaturas de Servicios de Adquisición de Medicamento, Instrumental y Equipo y Material de curación realizó 335 convenios directos por un monto de 11 mil 469 millones 807 mil 504 pesos; mientras que la Subdirección de Conservación y Mantenimiento adjudicó 71 contratos por 512 millones 582 mil 928 pesos.

“Con lo anterior, el personal adscrito a la Dirección Normativa de Administración y Finanzas, involucrando los procedimientos de contratación, incumplió lo establecido en los Artículos 134 tercer párrafo de la Constitución Política de Estados Unidos Mexicanos, 26 segundo párrafo de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, al no realizar por regla general la adjudicación de contratos mediante licitaciones públicas”.
MÁS IRREGULARIDADES EN EL ISSSTE

En junio, La Silla Rota publicó una auditoría hecha al ISSSTE, en la que la Función Pública detectó inconsistencias en la adquisición de equipo e insumos contra la covid-19 por más de mil 700 millones de pesos.

Las irregularidades se detectaron a través de 31 contratos, firmados con distintas empresas, entre los meses de marzo y agosto de 2020.

El informe muestra que el ISSSTE omitió subir los registros de las compras al Sistema Electrónico de Información Pública Gubernamental sobre Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios “Compranet”.

En agosto, la SFP también hizo un llamamiento al ISSSTE por irregularidades en el alquiler de mil 692 computadoras, entre enero de 2020 y junio de 2021, por un monto de 167 millones de pesos, equipos que se desconoce a quienes se les asignaron, así como la ubicación de los mismos.