Marchan para exigir alto a violencia contra las mujeres

308

CUERNAVACA, MORELOS 8 DE MARZO DE 2017 (WDC).- Respeto a la vida, alto a los feminicidios y acoso sexual, así como igualdad laboral y en espacios de decisión en los tres niveles de gobierno fue el clamor general de las mujeres que este día marcharon en el primer cuadro de Cuernavaca, donde además, denunciaron que en lo que va del año, al menos 20 mujeres han sido asesinadas y durante el 2016 se tuvo un registro de 61 feminicidios.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, diputadas de los diferentes partidos políticos, activistas, periodistas, amas de casa, profesionistas, campesinas, y trabajadas denunciaron y exigieron que requieren de políticas públicas que dignifiquen y modifiquen verdaderamente a la mujer que sigue siendo relegada y explotada.

“No hay nada que festejar y sólo conmemorar en este Día Internacional de la Mujer, quienes hoy hemos decidido dejar de trabajar y hacer paros laborales para decirles que estamos en problemas, que nos están matando, que hay feminicidios, que las economías en el mundo no están ayudando a la situación y que la condición de las mujeres es grave y delicado”, denunció Ariadna Urbina, integrante de la organización Género 33.

Asimismo, frente al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) un grupo de mujeres también protestó contra la violencia laboral, luego de señalar que las condiciones de que tienen son más precarias para la clase trabajadora y susceptible, porque además son tratadas y consideradas como esclavas modernas y hostigadas sexualmente.

“Que nos acosan en las calles y ganamos con miedo y violencia en el espacio público, que se sigue obligando a niñas a la maternidad y al maltrato infantil, que se violenta nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos”, dijo la activista.

Como parte de las actividades de conmemoración del Día Internacional de la Mujer por la tarde en la Plaza de Armas de Cuernavaca las mujeres realizarán una actividad en contra de la violencia de género.

También criticaron a la administración del perredista Graco Ramírez porque no ha realizado las acciones necesarias para erradicar la violencia en contra de las mujeres ordenadas por el Gobierno federal a través de una Alerta de Violencia de Género.