Los retos de reactivación económica y escolar que debe enfrentar AMLO

219

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador evaluará este miércoles la fecha en que se planea arrancar con la reactivación económica del país, principalmente en el sector automotriz, así como otras decisiones como el regreso a clases.

En la reunión, estarán presentes funcionarios del gabinete de Salud, de Economía y el secretario de Educación, quienes analizarán con el presidente López Obrador el plan para la reactivación económica y el inicio de clases.

SIGUE AQUÍ LA COBERTURA SOBRE EL CORONAVIRUS EN MÉXICO

En conferencia mañanera, López Obrador informó que a partir de las nuevas proyecciones que se tienen sobre la curva epidémica en México de covid-19 y el reinicio de actividades en Estados Unidos se tomarán decisiones.

«A partir de eso vamos a ir decidiendo lo del regreso a clases, en qué regiones, lo de la industria de la construcción, la minería, la industria de exportación, incluida la industria automotriz, inclusive el turismo, bajo qué condiciones, es planear el regreso a las actividades económicas», dijo.

EL SECTOR AUTOMOTRIZ

Estados Unidos ya dio a conocer que planea reactivar las actividades de este sector entre el 11 y 18 de mayo.

El mandatario federal indicó qué hay empresarios mexicanos que le han pedido iniciar el proceso de reactivación incluso antes de la fecha convenida en la reunión de trabajo.

«Vamos a ver eso, en la industria automotriz hay pedido de empresarios mexicanos que podamos considerar incluso abrir con anticipación a Estados Unidos en algunas líneas de producción», expuso.

López Obrador dijo que en la apertura tienen que observarse el cumplimento de medidas sanitarias y que esta actividad no ponga en riesgo de propagación del coronavirus a las regiones donde se encuentran asentadas las industrias.

LOS RETOS DE SALIR DEL CONFINAMIENTO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que llevar a cabo un levantamiento del confinamiento demasiado rápido puede conducir a un letal resurgimiento del contagio del coronavirus covid-19.

En México, se prevé una reapertura de diversas industrias e incluso el regreso a clases a partir del mes de junio, en tanto la Secretaría de Salud informó que el 8 de mayo será el día del pico de la pandemia en el país que hasta ahora acumula 26 mil 025 contagios y 2 mil 507 muertes por el virus.

El titular de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, destacó que también la organización que dirige desea la reapertura económica ante la crisis que se vive en el mundo debido al parón que ha significado la etapa de confinamiento.

Sin embargo, apuntó que de hacerse precipitadamente «el camino hacia abajo puede ser tan peligroso como el camino hacia arriba».

El especialista y líder del combate contra el coronavirus a nivel mundial aseguró que está trabajando con los países en el diseño estrategias para la suspensión gradual y segura del confinamiento en casa teniendo en cuenta seis factores:

1.- Que la transmisión del virus esté controlada.

2.- Que hay suficientes servicios médicos y de salud pública disponibles.

3.- Que se minimizan los riesgos de brotes en entornos especiales como los centros de atención a largo plazo.

4.- Que existen medidas preventivas en los lugares de trabajo, las escuelas y otros lugares donde es esencial que la gente vaya.

5.- Que los riesgos de importación del virus se pueden gestionar.

6.- Que las comunidades son plenamente conscientes y participan en la transición.

Estas son las medidas que la OMS exige para salir del confinamiento, al tiempo que informa que suman más de 3.58 millones de casos de covid-19 en el mundo desde el inicio de la actual pandemia, mientras que las muertes ascienden a 247,503.

Según las estadísticas de la organización, la cifra de nuevos contagios por jornada se mantiene estable en alrededor de 80,000 casos diarios de coronavirus, ya que, pese a la reducción de infecciones en Europa, la región más afectada, éstas siguen en aumento en América.

ASÍ VUELVEN A CLASES EN PORTUGAL

Portugal, uno de los casos de éxito en el control del coronavirus, ha elaborado una guía práctica que regulará la vuelta al colegio marcada para el 18 de mayo, donde los alumnos deberán guardar distancia entre pupitres, no mirar de frente a los compañeros y portar mascarilla.

Ese día regresarán a las aulas de forma presencial los alumnos de 11º y 12º curso (16 y 17 años), mientras que el resto concluirá el curso mediante las clases que se imparten desde hace un mes a través de la televisión para que todos tengan acceso a los contenidos.

El 18 de mayo próximo también abrirán las guarderías, aunque los padres que lo prefieran podrán mantener a sus hijos pequeños en casa durante las primeras dos semanas con el apoyo económico que reciben actualmente.

Y el 1 de junio se abrirán los centros de preescolar y los de actividades de tiempo libre.

Tanto sindicatos de enseñanza lusos como la Federación Nacional de Profesores (FENPROF) han criticado las medidas adoptadas por el Gobierno portugués, ya que se quejan de que lo han hecho de forma unilateral.

En el día de hoy, FENPROF aseguró en un comunicado divulgado en su web, que para la vuelta al colegio de forma presencial no ha habido «ni negociación, ni diálogo».

Acusan al Gobierno de que no les haya enviado el documento o guía con las recomendaciones a seguir y critican que deje al criterio de las direcciones de los centros docentes el establecimiento de los horarios de trabajo de los profesores.

Según FENPROF, el Gobierno permitirá la reducción de la carga lectiva en un 50 % «para no contratar docentes».

Los alumnos, según la guía, no podrán salir a los pasillos entre clase y clase y se aconseja que el espacio de tiempo en el intercambio sea lo más rápido posible.

Los profesores tendrán la opción de dividir las aulas en dos grupos para evitar masificaciones y los alumnos no podrán permanecer en los espacios comunes del centro.

Los servicios de administración serán virtuales y se cerrarán dependencias como cafeterías o salas de apoyo.

Cada aula será desinfectada una vez que el grupo la abandone y entre otro, mientras que el resto de dependencias serán desinfectadas de forma constante.

Además, tendrán que definir los circuitos del interior del centro por donde pasarán profesores y alumnos manteniendo la distancia social adecuada.

En el caso de las guarderías, no será obligatorio que los menores porten mascarilla.

(Luis Ramos)