¡Los agarran dormidos!: Capturan a 37 sicarios de Los Correa, en Michoacán

73

MICHOACÁN.- Elementos del Ejército Mexicano encabezaron un operativo de fuerzas federales y estatales en el que detuvieron en Ciudad Hidalgo, Michoacán, a 37 gatilleros de un grupo criminal.

Fuentes federales refieren que los detenidos son integrantes del grupo criminal Los Correa; mientras, otras áreas de seguridad locales indican que son del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los reportes señalan que la autoridad realizaba un recorrido de vigilancia cuando ubicaron un lugar que era utilizado como campo de concentración y adiestramiento delictivo.

El despliegue sorprendió a los integrantes de esa organización criminal mientras estaban dormidos en ese campamento delictivo ubicado en la localidad El Caracol.

Durante el operativo de la Sedena, Guardia Nacional, Guardia Civil y de las fiscalías estatal y federal, las autoridades aseguraron 35 fusiles de asalto a los criminales.

En ese lugar de la región Oriente de la entidad, las fuerzas federales y estatales también decomisaron miles de cartuchos útiles, fornituras y un aditamento para lanzagranadas.

Fuentes federales de seguridad informaron que los detenidos dijeron pertenecer a la célula delictiva de Los Correa y su tarea era la de vigilar esa zona.

Por tres gorras con las siglas del CJNG que supuestamente fueron encontradas en el lugar, autoridades locales dicen que los detenidos eran de esa organización criminal.

LA GUERRA EN LA ZONA
Los Correa han sido un brazo delictivo que se alió con La Familia Michoacana, para juntos, enfrentar al Cártel Jalisco Nueva Generación. Esa disputa por el territorio ha hecho de esa región de Michoacán colindante con el Estado de México, una zona de guerra entre los grupos criminales antagónicos.

El pasado 28 de marzo, la alianza Correa-LFM, dejó 20 personas asesinadas a tiros en un ataque perpetrado en un palenque clandestino del municipio de Zinapécuaro.

Además, que han sido múltiples los enfrentamientos y ataques consumados por ambos bloques criminales, que han hecho de esa zona, una de las más violentas del estado.

Además, Los Correa son identificados como la organización delictiva responsable del cobro de cuotas y extorsiones en el municipio de Ciudad Hidalgo y sus alrededores.

La mayoría de carnicerías han cerrado sus puertas por largo tiempo, debido a que esa célula criminal les cobra hasta 50 mil pesos al mes de cuota.

Para las pollerías, la extorsión es de hasta 20 mil pesos y a las tortillerías, les piden 10 pesos por kilo vendido, lo que significa en este caso, la mitad del costo al público.

Ello originó el cierre de los establecimientos por varios meses, ya que fue insostenible para los propietarios, pagar esa carga “tributaria”; impuesta por los criminales.

El CJNG, a pesar de que ha querido apoderarse de ese municipio, solo ha logrado establecerse en la zona turística de Los Azufres y comunidades aledañas.

También operan en los límites de Ciudad Hidalgo y Zinapécuaro, donde han perpetrado ataques armados contra autoridades y contra sus antagónicos.