Insabi y Ssa hacen compras de pánico para enfrentar el Covid-19

120

A dos semanas de que inicie la verdadera etapa de emergencia por la pandemia del coronavirus en México, el sector salud no cuenta con hospitales o institutos de alta especialidad equipados con personal y equipos necesarios para enfrentar los contagios y enfermos de Covid-19 que se espera se disparen a finales de marzo.

De acuerdo con el columnista Salvador García Soto, el pasado 9 de marzo, la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE) envió la lista que contiene las demandas de los hospitales e institutos de los insumos para hacer frente al coronavirus y pidió al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y a la Secretaría de Salud que comiencen las compras de insumos, equipos y contratación de personal para la »reconversión de los Hospitales e Institutos» para hacer frente a la pandemia.

Ante este panorama el coordinador nacional de los Hospitales e Institutos Nacionales, Gustavo Reyes Terán, advierte en una comunicación oficial que las instituciones médicas no cuentan con recursos presupuestales ni con insumos, equipos ni personal suficiente para hacer frente a la pandemia y para su »reconversión» por lo que solicita con carácter urgente a la SSa y el Insabi pedir recursos adicionales a la Secretaría de Hacienda para realizar compras de emergencia y por asignación directa para 11 hospitales e institutos en todo el país para los que solicitan adquirir 290 ventiladores; 290 monitores; 21 equipos portátiles de Rayos X, 21 ultrasonidos con transductores, además de contratar a 870 enfermeras, 162 médicos y 174 inhaloterapeutas. También se pide la contratación de 70 químicos, 70 auxiliares de laboratorio clínico, 70 técnicos en rayos X, 174 camilleros, 116 afanadores para los hospitales y 106 técnicos en rehabilitación.

De acuerdo con el oficio CCINSHAE-227-220 en poder de esta columna, fechado el 9 de marzo pasado y que tiene como asunto «reconversión de Hospitales e Institutos Nacionales de Salud coordinados por la CCINSHAE», el titular de esa comisión, Gustavo Reyes Terán, solicita a Juan Antonio Ferrer, director del Insabi, y al doctor Ruy López Ridadura, director del Centro Nacional de Programas Peventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, que realicen las compras urgentes que solicitaron los institutos y hospitales para poder reconvertirse y atender la pandemia de Covid-19.

El titular de la CCINSHAE les advierte al Insabi y a la Secretaría de Salud que «no bastaría con adelantos de calendario presupuestales, toda vez que los hospitales o institutos no cuentan con recursos del Presupuesto para hacer frente a esta reconversión» que les exigirá la atención de los enfermos del Covid-19.

Los 11 hospitales que se van a «reconvertir» para atender la emergencia por coronavirus son: Hospital General de México, Hospital Juárez de México, Hospital Nacional Homeopático, HRAE Bajío, HRAE Oaxaca, HRAE Ciudad Victoria, HRAE Ixtapaluca, HRAE Chiapas, HRAE Penínusla de Yucatán, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición «Salvador Zubirán» e Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

En cuanto a las compras de insumos médicos para los hospitales e institutos de salud, se anexa una larga lista de 155 productos, equipos, medicamentos e instrumental médico en grandes cantidades se solicitaran para sortear esta emergencia sanitaria.

La urgencia de estas compras y adquisiciones que al parecer se están haciendo contra reloj por los trámites y las dificultades para encontrar proveedores que tengan todas esas existencias, se refleja en que al final del oficio, el titular de la CCINSHAE, Gustavo Reyes, anexa al Insabi y a la Secretaría de Salud una lista con nombres y contacto de proveedores que se han acercado a esta Comisión para ofrecer sus productos, algunas conocidas y acreditadas y otras de plano desconocidas, pero recomendadas para las compras de pánico que están haciendo el Insabi y Salud para hacer frente a la emergencia del Covid-19, que según las proyecciones del subsecretario Hugo López Gatell, al menos 10 mil personas requerirán hospitalización en terapia intensiva.

(Karla Alva)