Incendio sin fin en tiradero de Chimalhuacán deja en la calle a mil pepenadores

99

Chimalhuacán. – Los últimos seis años de su vida, Jesús González se ha dedicado a recolectar restos de pet, cartón, fierro y aluminio en el basurero de Escalerillas, del municipio de Chimalhuacán, en la zona oriente del Estado de México.

Lo hacía para venderlo por kilo en los centros de acopio y reciclaje que se encuentran en las inmediaciones de esa comunidad y así llevar comida a casa donde lo esperan sus tres hijos.

Sin embargo, desde el pasado 28 de mayo se encuentra desempleado.

Un incendio consumió cientos de toneladas de materiales que se cumularon en el basurero ejidal localizado en la zona cerril de Chimalhuacán, y ahora ha dejado a más de mil familias sin empleo.

“Preguntando me metí a un grupo de pepenadores y de ahí peleé para traer un grupo los sábados. De ahí le di las gracias y dejé a mi suegro, pero ahorita ya no hay grupo, ya no hay nada, ya no hay trabajo”, lamenta.

Ahora, “Chucho”, como le apodan en el vertedero, tiene que emplearse como electricista y chófer, dos oficios que domina, pero debido a la escasez de trabajo tuvo que regresar al basurero, aunque de manera clandestina.

“Te metes a la “Viva México”, de brincarle por la barranca e irte arriba a buscar y cuidarte de los polis que no te agarren”, comenta.

“De este tiradero dependen mil personas, todos le hemos buscado, metemos a pepenar en la noche porque en el día no nos dejan, vamos y pedimos permiso y dicen que no”, cuenta Jesús.

Lo hacen a pesar de que por más de un mes autoridades de Protección Civil y Bomberos de Chimalhuacán han tratado de sofocar las llamas que aún prevalecen en las capas más bajas de basura.

“Todavía está prendido, aparentemente esta apagado, pero le rascas y le sale la fumarola”, asegura.

Para evitar quemaduras, él y algunos de sus compañeros recolectores tienen que utilizar mantas o costales para no tener contacto directo con los desperdicios.

“Toda la noche hay que estar, desde que oscurece hasta que amanece y en el día ir a vender temprano… Hay que buscarle de aquí por allá porque si nos llegan a encontrar nos llevan al torito”, señala entre risas.

La mayoría de la población del barrio de Escalerillas se encuentra dentro del 55.8 por ciento de los mexiquenses que habitan Chimalhuacán con índices de pobreza moderados, según estudios del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Algunos acudían al basurero para recolectar y vender desperdicios y otros combinaban sus actividades en el campo con la cosecha de frijol, haba y la crianza de puercos.

Buscan entre la oscuridad el sustento
A raíz del incendio que obligó el cierre del tiradero de Escalerillas, decenas de pepenadores buscan restos de fierro viejo para venderlo por kilo entre la oscuridad de la noche y con ayuda solo de algunas lámparas.

“Lo vendemos por kilo, está en 4 pesos (dice entre lamentos) y luego como es quemado ya no te lo quieren comprar, luego en todas las básculas te roban, todos se ponen al brinco y como es fierro quemado ya no te lo quieren comprar”, relata.

De acuerdo con los comuneros, el sitio fue abandonado desde enero de este año por las nuevas autoridades locales de Morena que asumieron el cargo tras derrotar en las elecciones de junio de 2021 al candidato del PRI, integrante del Movimiento Antorchista, agrupación que gobernó por más de 21 años continuos esta localidad.

“Todo estaba bien, se trabajaba en grupo, pero desde que entró este gobierno de Morena pues se vino abajo, cuando estaba Antorcha todavía controlaba mejor, pero llego Morena y se fue todo para abajo”, indica Jesús.

De acuerdo con los empleados, desde enero pasado los camiones compactadores dejaron de ingresar a la zona de tiro para separar los desperdicios. “Hicieron un despapaye porque agarraron otros tiraderos cuando Antorcha tenía este lado”, acusa.

Esto debido a que algunos predios aledaños de propiedad ejidal al vertedero municipal habían sido ocupados para depositar desperdicios por la presunta saturación del sitio y la falta de separación de los materiales.

“Ahí como ves no se podía pasar, todos estos caminos que están limpios estaban llenos de basura, no había camiones que limpiaran o algo y varios camiones también se fueron al voladero de tanto que ya no se podía pasar”, agrega.

“Ahorita, como te digo, pues estamos entrando en la noche y si es más peligroso porque uno no ve en dónde está y corre más riesgo, porque nos hemos picado con agujas, nos hemos cortado con varias cosas que están ahí, pero bueno ya estamos acostumbrados a esto y hay que sacar para la comida”, explica Jesús.

Invertirán 16 millones de pesos para el traslado de basura
De acuerdo con autoridades del gobierno de Chimalhuacán, por el cierre del tiradero de Escalerillas, el personal de limpieza tendrá que canalizar los desperdicios que se generan a diario en la localidad al vertedero de La Peña del Gato, ubicado en el Chicoloapan.

Para ello, el Ayuntamiento prevé una inversión de al menos 16 millones de pesos, que servirán para el traslado y depósito final de las 350 toneladas diarias que recolecta el servicio de limpia municipal, aunque la cifra podría elevarse por los costos de limpieza del basurero municipal.

 

MRV

#Incendio tiradero Chimalhuacán